Concejo rechaza procesar a Luis Revilla

Una de las pruebas presentadas por las diputadas del MAS.
Foto: Archivo

 

ABI - Edición impresa
El concejal del Movimiento Al Socialismo (MAS) Jorge Silva lamentó ayer que la directiva del Concejo Municipal haya rechazado remitir a la Comisión de Ética al alcalde de La Paz,  Luis Revilla,  para que sea investigado por denuncias sobre el programa “Yo soy mi primer amor”. 

“Hace dos semanas presenté esa denuncia, y este lunes, que tuvo reunión la directiva del Concejo Municipal, la rechazaron las dos concejales de SOL.bo, quienes hacen mayoría en la reunión de directiva”, dijo a los periodistas.

Silva explicó que el reglamento del Concejo Municipal establece que toda denuncia debe ser analizada previamente por la directiva de esa instancia legislativa edil, la que está encargada de revisar el cumplimiento de requisitos para aprobar su envío ante el pleno o simplemente rechazarla.

“Entonces, en la directiva dos son concejales de Soberanía y Libertad, y uno del MAS, por lo que por mayoría decidieron rechazar y ni siquiera enviar al pleno del Concejo”, sostuvo.

El 28 de mayo, las diputadas del MAS Sonia Brito, Valeria Silva y Betty Yañíquez solicitaron una investigación profunda para aclarar esa presunta malversación de fondos públicos del gobierno municipal de La Paz para financiar el programa “Yo soy mi primer amor”.

Tres días después, el concejal del MAS presentó una denuncia al pleno del Concejo Municipal para que el alcalde Revilla pase a la Comisión de Ética por permitir que personal municipal apoye el programa privado de su esposa.

A juicio de Silva, la concejala de SOL.bo Andrea Cornejo, quien ahora es la presidenta del Concejo Municipal, hizo promesas falsas al anunciar el inicio de una auditoría a “Yo soy mi primer amor”, pues antes de ser elegida prometió transparencia y fiscalización a ese programa privado.

Indicó que pedirá una copia del acta de la sesión de la directiva del Concejo Municipal para conocer los argumentos por los que fue rechazada su denuncia contra Revilla, para así considerar acudir a otras instancias a fin de que sean investigadas esas irregularidades que involucran a la esposa del burgomaestre y a funcionarios municipales.