Armada cuenta con unidad hiperbárica

La unidad de descompresión.
Foto: Armada Boliviana

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
La Armada Boliviana implementó una unidad hiperbárica en el lago Titicaca, ubicado a 3.812 metros sobre el nivel del mar. El equipo cuenta con una cámara de descompresión multiplaza capaz de alojar hasta ocho personas, cinco en su cámara principal y tres en antecámara, para minimizar los riesgos que implican las inmersiones extremas en la altitud.

El moderno equipo además proporciona apoyo en la atención de dolencias o patologías que requieren tratamiento en un ambiente hiperbárico u oxigenación hiperbárica.

La influencia de los fenómenos físicos, químicos y fisiológicos que se produce durante las inmersiones en altitud, como efecto de la reducción de la presión atmosférica, incrementa de manera exponencial el riesgo de que los buceadores sufran algún tipo de enfermedad descompresiva, especialmente en labores realizadas a más de 35 metros de profundidad.

De igual manera, fueron creados dos grupos tácticos de buceo de despliegue inmediato en las ciudades de Trinidad (Beni) y Puerto Quijarro (Santa Cruz), que contribuyen a la preservación de la vida humana en los espacios acuáticos e incrementan la seguridad, apoyo y auxilio a la navegación.

Operaciones
En sus 19 años, el Centro de Instrucción de Buceo en la Altura (CIBA) realizó 31 operaciones de reflotamiento de vehículos y embarcaciones, además de objetos siniestrados, 107 recuperaciones de cadáveres, nueve búsquedas y rescate de cuerpos con vida, seis operaciones de apoyo técnico en el mantenimiento de represas y nueve inmersiones arqueológicas.

“El CIBA tiene un récord de buceo en altitud en la laguna al interior del cráter del volcán Licancabur (frontera entre Bolivia y Chile), con una inmersión a 5.920 metros sobre el nivel del mar, demostrando al mundo entero que la altura no es un impedimento para poder realizar una actividad de alto riesgo como lo realizan los buceadores de la Armada”, detalló el capitán de Navío Freddy Pozo.

Otras labores
La elevada especialización de su personal permitió realizar trabajos de reflotamiento de flotas, camiones, volquetas, vehículos livianos y barcazas en el estrecho de Tiquina y en la cuenca amazónica.

La recuperación de embarcaciones y vehículos siniestrados en los cuerpos de agua ubicados en altitudes superiores al nivel del mar y a profundidades superiores a los 50 metros de profundidad constituye un reto para los especialistas en buceo de la Armada, por ello de manera constante desarrollan innovadoras técnicas de reflotamiento por las características especiales que presenta el buceo en altura.