Viceministra Cinthya Silva: “Revilla busca una explicación que pueda exonerarlo”

Cynthia Silva, viceministra de Medio Ambiente.
Foto: Archivo

 

Redacción central/Cambio - Edición impresa

La viceministra de Medio Ambiente, Cinthya Silva, rechaza que el deslizamiento del relleno de Alpacoma se haya producido por una explosión de cachorro de dinamita, como sugirió el alcalde de La Paz, Luis Revilla. 

Dijo a Cambio que un informe técnico señala que las razones son: la falta de un sistema de drenaje pluvial, la saturación de las celdas y la conformación de taludes pequeños y con menos inclinación. 

Para ella, el burgomaestre busca explicaciones que lo exoneren de responsabilidad del desastre ambiental del 15 de enero. 

¿Qué piensa sobre la acusación de sabotaje que hizo el alcalde Luis Revilla en contra del burgomaestre de Achocalla sobre el deslizamiento de Alpacoma?

El deslizamiento se produjo en una sección de la macrocelda 4 (o de emergencias) y gran parte de la macrocelda 3, ubicada en la parte superior del recinto, ocasionando el arrastre de aproximadamente 850 mil metros cúbicos de residuos sólidos (equivalentes a 200 mil toneladas de residuos no compactados), que afectaron el área de operación hasta el límite del predio colindante con el río Alpacoma e incluso sobrepasando los límites de la quebrada. 

El deslizamiento se configuró como “un río” de una masa de basura en proceso de descomposición, siguiendo la pendiente y desarrollando un proceso rotacional, propio de una “mazamorra”.

La presencia de una explosión en alguna de las celdas habría disparado los residuos en diferentes direcciones y no en un proceso como el que fue descrito.

Consideramos que el alcalde Revilla busca una explicación que pueda exonerarlo a él y al gobierno municipal de la responsabilidad de haber provocado el mayor desastre ambiental de la ciudad de La Paz, y de haber puesto en riesgo la salud de los ciudadanos de Alpacoma, Achocalla y en general de muchos barrios paceños.

Revilla sugirió que el sabotaje pudo materializarse con un cachorro de dinamita. ¿Qué pasaría si un cachorro de dinamita explota en una celda?

De acuerdo con la disposición de los residuos posterior al deslizamiento, claramente se evidencia que el mismo fue producido por el desplazamiento de una masa, en un comportamiento de mazamorra, y no así de un explosivo, toda vez que no se evidenciaron residuos dispersos en todas las direcciones, sino más bien en una sola dirección.

Los rastros de la onda expansiva se habrían detectado claramente, así como la dispersión de los residuos en todas las direcciones.

Asimismo, no debemos olvidar que los medios de comunicación filmaron el suceso, y en las filmaciones se puede apreciar el proceso de deslizamiento ocurrido.

¿Qué dice el informe técnico elaborado por el Viceministerio de Medio Ambiente respecto a las posibles causas del deslizamiento?

Como resultado de las inspecciones realizadas, se tiene que: el perfil de diseño contempla 85 metros de elevación desde el nivel de desplante de la macrocelda 1 al nivel de coronamiento de la macrocelda 4 (de emergencia); sin embargo, actualmente se cuenta con una elevación de 96 metros aproximadamente, lo que pudo involucrar un sobrepeso de residuos sólidos sobre cada una de las macroceldas, comprometiendo la estabilidad de todo el recinto.

No se pudo evidenciar un buen sistema de drenajes en la parte superior de la macrocelda.

No se observaron cunetas pluviales a nivel de coronamiento debidamente revestidas y con la pendiente adecuada que evite el ingreso de agua de lluvia a la macrocelda por escorrentía superficial. 

En el perímetro nor-noreste, sobre la macrocelda 4 (de emergencia), se observó un deficiente manejo de canales de escorrentía, siendo estas cunetas de tierra y no así prefabricadas; por otra parte, el mantenimiento en parte de esta cuneta fue deficiente. 

Las cunetas pluviales existentes en la parte superior noroeste de la macrocelda 4 no siguieron una ruta de evacuación adecuada, no se identificaron cámaras de inspección que redirijan el flujo pluvial fuera de la macrocelda. 

Todo lo anterior llevó a que la lluvia se haya infiltrado y humedezca la basura, que se comporta como una gigantesca esponja, incrementando su volumen y peso hasta vencer los límites de la celda y rebasarlos, arrastrando a su paso todo, lo mismo que ocurriría con una mazamorra de lodo. 

A lo que se sumó que los taludes de contención no habían seguido los estándares técnicos para tener la inclinación y altura necesarias. 

Finalmente, al no haber respetado el diseño y la pendiente originales, esta situación contribuyó al permanente riesgo de deslizamiento.

No debemos olvidar que el municipio reconoció que en 2017 también hubo un deslizamiento, de menores magnitudes, y que la empresa tardó dos años en entregar los informes del hecho. Lo que claramente es un reconocimiento del propio municipio de su falta de seguimiento y del incumplimiento de sus responsabilidades.

La ejecución de la auditoría ambiental permitirá conocer con mayor detalle las causas del deslizamiento.

¿Cuándo debe cerrarse definitivamente el relleno de Alpacoma? ¿Qué pasaría si no existiese otro terreno?

Conforme la información reportada por el GAMLP en el Manifiesto Ambiental, el relleno de Alpacoma debería haber cesado actividades en 2017, debiendo proceder a implementar el cierre técnico del relleno. 

Sin embargo, como es de conocimiento público, se continuó con las actividades de disposición final en el relleno hasta 2019. 

Acontecido el deslizamiento y con la necesidad de contar con áreas de disposición de los residuos y de acuerdo con las inspecciones y reporte de la empresa Tersa, se cuenta a la fecha con la celda 14B, que tiene una vida útil que concluye el 17 de junio de 2019.