Invierten $us 1.559 MM en energía alternativa

Foto: ENDE

 

Maribel Condori Monrroy / Cambio - Especial edición impresa

Con una inversión de $us 1.559 millones, Bolivia generará más de 521 megavatios (MW) de energía alternativa en 2025, mediante 24 proyectos ubicados en los departamentos de Cochabamba, Santa Cruz, Oruro, Potosí, Tarija, Pando y Beni. 

En una entrevista con Cambio, el viceministro de Electricidad y Energías Alternativas, Bismar Canelas, informó que a través de esta cartera el Gobierno avanza en la construcción y puesta en operación de proyectos solares, eólicos, geotérmicos y biomasa, en distintas regiones del país. 

“Hemos previsto hasta el año 2025 tener un parque de aproximadamente 500 megavatios en energías alternativas”, dijo la autoridad, quien señaló que con la cartera de proyectos, la finalidad del Gobierno es diversificar la matriz energética de Bolivia.

Proyectos estatales

Según un informe que Canelas proporcionó a este medio, en total son 24 proyectos de generación de energía alternativa, de los cuales 14 son para el Sistema Interconectado Nacional (SIN) y 10 para los sistemas aislados.  

En la lista se encuentran las plantas de generación en operación comercial, ejecución, estudio y gestión de financiamiento, como los parques eólicos Qollpana I con 3 MW y II con 24 MW, instalados en Cochabamba, que tienen una inversión de $us 7,4 millones y $us 48,2 millones, respectivamente.

La Planta Solar Fotovoltaica Yunchará con 5 MW, en Tarija, de $us 9,4 millones; la Planta Solar Fotovoltaica Uyuni con 60 MW, en Potosí, de $us 73,6 millones; la Planta Solar Fotovoltaica Cobija con 5,1 MW, en Pando, de $us 11 millones; la Planta Solar El Sena con 0,4 MW, en Pando, de $us 1,2 millones; la Planta Híbrida Solar El Remanso con 0,166 MW, en Beni, de $us 1,3 millones.

La Planta Solar Fotovoltaica Oruro con 50 MW fase I, de $us 48,7 millones; la Planta Solar Fotovoltaica  Oruro de 50 MW fase II, de $us 48,7 millones.

El Parque Eólico Warnes con 14,4 MW, de $us 29,6 millones; el Parque Eólico San Julián con 39,6 MW, de $us 70,3 millones; el Parque Eólico El Dorado con 54 MW, de $us 93,9 millones, todos localizados en Santa Cruz.  

La Planta Piloto Geotérmica Laguna Colorada con 5 MW, en Potosí, de $us 28 millones; la Microcentral Hidroeléctrica (MCH) La Muma con 0,114 MW, en La Paz, de $us 0,49 millones; la Pequeña Central Hidroeléctrica (PCH) El Cóndor con 1,468 MW, en Potosí, de $us 6,29 millones; la Planta Híbrida Solar Puerto Villazón con 0,156 MW, en Beni, de $us 1 millón. 

El Parque Eólico Warnes II con 21 MW, en Santa Cruz, de $us 47 millones; el Parque Eólico La Ventolera con 24 MW, en Tarija, de $us 48,3 millones; la Planta Geotérmica Laguna Colorada con 100 MW, en Potosí, de $us 641,3 millones.  

La Planta de Generación Biomasa Cobija con 20 MW, en Pando, de $us 115,5 millones; la Planta Biomasa Riberalta con 20 MW, en Beni, de $us 171 millones; la Planta Solar Riberalta con 5,84 MW, de $us 11,7 millones.

La Planta Solar Guayaramerín con 2,5 MW, en Beni, de $us 6,42 millones; las plantas solares Iténez con 1,2 MW, también en Beni, de $us 4,6 millones.

A esta gama de proyectos se suman los 15 MW que actualmente inyecta al SIN la Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba) —dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo—, instalada en el norte de La Paz, añadió Canelas.

“San Buenaventura es un proyecto con energía alternativa, en este caso de biomasa. ¿Cómo funciona?, con la zafra; la empresa obtiene el bagazo de la caña de azúcar y este es incinerado en turbinas de vapor para generar energía eléctrica”, explicó. 

Cinco plantas en operación

El Viceministro de Electricidad y Energías Alternativas indicó que de los 24 proyectos mencionados, cinco fueron concluidos y ya inyectan al Sistema Interconectado Nacional alrededor de 107 MW. 

“Estamos hablando de Qollpana I con tres megavatios, Qollpana II con 24 megavatios, Easba con 15 megavatios, que es un proyecto del Estado, no necesariamente del sector eléctrico; Yunchará con cinco y Uyuni con 60 megavatios”, detalló la autoridad.   

Añadió que la Planta Solar Cobija, de 5 MW, también fue concluida; sin embargo, esta es un sistema aislado.  

La Planta Solar Fotovoltaica de Oruro es uno de los “grandes” proyectos, cuya fase I de 50 MW se prevé entregar este año, y la fase II de otros 50 MW adicionales se estima concluir en 2020, de acuerdo con los datos de Canelas. 

“Incluyendo la Planta Solar de Oruro, tenemos más de 300 megavatios en proyectos en ejecución en energías alternativas, entre eólicos, solares y geotermia”, añadió el viceministro. 

Nueva tecnología en Bolivia 

La Planta Geotérmica Laguna Colorada (Potosí), que inyectará 105 MW de energía limpia al SIN en sus dos fases, es una de las “más grandes” dentro de la lista de proyectos de generación de energías alternativas, resaltó el viceministro Canelas.

Según la autoridad, la primera fase consiste en la construcción de la planta piloto, que actualmente está en la etapa de estudio de la topografía, la perforación de pozos y la cuantificación de los reservorios de vapor. 

“Esta tecnología es nueva en Bolivia, no existe todavía ninguna planta geotérmica en el país, esta va a ser la primera, es por eso que inicialmente estamos avanzando con la planta piloto de cinco megavatios”, señaló.

Oferta, demanda y reservas

Entre los proyectos hidroeléctricos, termoeléctricos y alternativos, la oferta eléctrica nacional actualmente es de 2.300 MW, y la demanda interna es de 1.511 MW, por lo que se registra un excedente o reserva de 789 MW, según los datos oficiales.

La planta solar de Oruro cubrirá la demanda de ese departamento con la fase I de 50 MW, que será puesta en operación este año, y la etapa II de otros 50 MW, que será concluida en 2020, de acuerdo con el Gobierno.