Politécnico Aeronáutico recibe coliseo deportivo

Autoridades nacionales y departamentales en la entrega del proyecto.
Foto: Min. de Comunicación

 

LUIS FERNANDO CRUZ RÍOS / CAMBIO - Edición impresa
El presidente Evo Morales entregó anoche un coliseo deportivo en el Politécnico Militar de Aeronáutica Sbtte. José Max Ardiles Monroy, de la ciudad de Cochabamba, que demandó un presupuesto de 3,9 millones de bolivianos.

La obra, construida en el marco del programa Bolivia Cambia Evo Cumple, cuenta con un campo deportivo reglamentario para la práctica del fútbol de salón y de básquetbol, camerinos y baterías de baños; tiene una capacidad para 1.000 espectadores.

“Inauguramos el coliseo deportivo del Politécnico Militar de Aeronáutica en #Cochabamba. Dotamos a nuestras FFAA de campos deportivos, equipamiento e infraestructura y así dignificamos la formación de los militares para que brinden un mejor servicio en la defensa de nuestra Patria”, escribió el Presidente en su cuenta de Twitter.

Recordó que cuando asumió la presidencia del país, la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) no contaba con aeronaves adecuadas para cumplir con sus obligaciones y menos para coadyuvar en situaciones de emergencia o desastres naturales, por lo que en la inundación de 2007 y 2008 en el departamento de Beni, se vio obligado a pedir ayuda a la cooperación internacional y a países como Venezuela, Chile, Perú, Argentina y Brasil.

Sin embargo, gracias a la unidad de los movimientos sociales y del pueblo boliviano, el 1 de mayo de 2006 se nacionalizaron los hidrocarburos y después progresivamente las empresas estratégicas del país, las que habían sido entregadas a compañías extranjeras por políticos de la derecha neoliberal. Señaló que ahora el Estado Plurinacional se encuentra bien económicamente y puede atender las demandas de la población.

“Excomandantes de esa gestión (2006), como siempre y como buenos soldados, de manera disciplinada organizaron un operativo para nacionalizar los hidrocarburos. A partir de ese momento cambia la matriz económica de Bolivia, la imagen del país, dejamos de ser un Estado mendigo, limosnero; ahora tenemos un Estado con soberanía, con independencia. Somos un pueblo con dignidad e identidad”, sostuvo.

En ese contexto, Morales pidió a las organizaciones sociales y a la población reflexionar sobre cómo se encontraba el país hasta antes 2006, evaluar los avances de los últimos 13 años y proyectar el futuro de Bolivia con el ingreso a la fase de la nacionalización de las materias primas.

Finalmente, el Presidente reiteró su compromiso de seguir trabajando por el desarrollo del país y para garantizar un mejor futuro a las actuales y futuras generaciones. “Hermanas y hermanos, un pequeño aporte más para nuestra escuela, y algunas necesidades vamos a seguir trabajando como lo hicimos hasta ahora, porque venimos de un pueblo trabajador; a veces se trabajaba tanto pero no se ganaba, especialmente en las áreas rurales, pero los resultados que tenemos alientan bastante”, manifestó el Presidente.