Instituto de Lenguas estará en Bolivia y logra financiamiento

Los participantes de la primera reunión de Cooperación Sur-Sur.
Foto: FILAC

 

Redacción central / Cambio - Edición impresa
Bolivia será la sede del futuro Instituto Iberoamericano de las Lenguas Indígenas (IIALI), entidad que ya cuenta con la intención de al menos seis organismos y países para financiar sus actividades, reveló ayer el canciller Diego Pary.

En ocasión de inaugurar la primera reunión de Cooperación Sur-Sur para avanzar en la creación del Instituto, en la ciudad de Santa Cruz, Pary destacó el compromiso de los gobiernos latinoamericanos con esta iniciativa y de varios organismos internacionales.

Si bien comentó que una de las principales dificultades para la consolidación del Instituto está en el tema financiero, reveló la nómina de unas seis entidades que garantizaron su apoyo.

Se trata del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (Filac), la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), la Secretaría General Iberoamericana (Segib), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Centro de Formación de la Cooperación Española en Cartagena de Indias (Aecid).

“Yo he estado hace dos semanas en España, nos hemos reunido con la directora general de la Aecid, quien ha comprometido su contribución”, aseguró.

Basado en ello, Pary dijo que más la contribución del Estado Plurinacional “fácilmente podemos cubrir los costos de funcionamiento del Instituto Iberoamericano”.

“Entre las seis instituciones nos tocará a un 15%, 20% para financiar el funcionamiento de este Instituto”, detalló el ministro y luego apuntó que el Estado Plurinacional se hará cargo de otorgar la infraestructura.

El Canciller destacó la importancia de la constitución del Instituto, que fue encomendada por la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado.

Del mismo modo lo hizo la presidenta del Consejo Directivo de Filac, Myrna Cunningham, durante la inauguración de esta reunión.

“La creación del Instituto es muy importante, primero, porque de los 500 idiomas que se hablan en nuestra región, por lo menos el 25% está en peligro de desaparecer (…); segundo, porque las escuelas nos roban las lenguas; y la tercera razón es porque los idiomas indígenas están amenazados por el desplazamiento y la migración creciente en nuestra región”, dijo Cunningham.

El Canciller agregó que “la preservación de las lenguas indígenas que están en peligro de extinción es una tarea urgente que no solo los Estados debemos enfrentar, sino los mismos pueblos indígenas”.

Al parafrasear al presidente Evo Morales, Pary dio una advertencia: “La lengua es cultura y proyecta una cosmovisión, una forma de ver el mundo, de vincularse con los otros; si desaparecen las lenguas, desaparecerán las memorias y las culturas de los pueblos”.

El encuentro, que se celebra en la capital cruceña, con la presencia de más de 60 expertos internacionales, concluirá este viernes.