Morales garantiza Bs 6,1 MM para sede de la FDUTC y las Bartolinas

El Jefe de Estado participa en la ch’alla de inicio de obras.
Foto: Diego Valero

 

LUIS FERNANDO CRUZ RÍOS / CAMBIO - Edición impresa
El presidente Evo Morales garantizó ayer 6,1 millones de bolivianos para la construcción del edificio que será sede sindical de la Federación Departamental Única de Trabajadores Campesinos (FDUTC) La Paz Túpaj Katari y de la Federación Departamental de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias Bartolina Sisa.

El Jefe de Estado —acompañado del ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, y de autoridades originarias de las 20 provincias del departamento— expresó su complacencia por la infraestructura que se emplazará sobre una superficie de 2.360 metros cuadrados en la zona de San Pedro de la ciudad de La Paz.

“Contentos por la firma del contrato para la construcción de la nueva sede de la Federación Túpac Katari-Bartolina Sisa, que estará lista en un año. Con esfuerzo conjunto, cumpliendo con los impuestos y aportes comunes, logramos estos espacios en beneficio de nuestras organizaciones”, escribió en su cuenta de Twitter.

Explicó que el edificio de cinco pisos contará con parqueo y depósitos en el sótano, 55 oficinas, dos aulas para formación, un auditorio para 150 personas, antesala, portería, baterías de baño, salas de reuniones, cocina, comedor, habitaciones y lavandería.

El Presidente pidió a los dirigentes de las organizaciones del país pagar sus impuestos, sanear y legalizar sus terrenos para que no haya dificultades en el momento de construir o ampliar las infraestructuras, como ocurrió con esta sede. “Cualquier país del mundo vive de impuestos, es una propiedad de una organización; pero para pagar el impuesto el derecho propietario tiene que estar a nombre de la organización y con personería jurídica; todo es un trámite, y eso nos ha perjudicado (en La Paz)”, sostuvo.

En ese contexto, pidió a las autoridades departamentales y municipales del Movimiento Al Socialismo (MAS) y a las organizaciones sociales ser ejemplo en la contratación de servicios para la construcción de proyectos y “no aceptar ni un vaso de refresco o cerveza de los empresarios”, para que no sea objeto de condicionamientos y que las obras se concluyan en el plazo establecido.

“Cuando los alcaldes y dirigentes piden plata a la empresa ya no tienen autoridad ni moral para exigir. Hermanas y hermanos, ustedes saben muy bien que lamentablemente con algunas alcaldías tenemos problemas (…) Entonces, nuevamente mi recomendación, no quiero que se molesten, también tenemos que saber pagar nuestros impuestos, eso es lo más importante”, precisó el Jefe de Estado.