Planta piloto de Litio subirá a 1.000 t anuales su capacidad productiva

Foto: Jorge Mamani
El carbonato de litio producido en el salar de Uyuni.

 

F. A. / Cambio

El Gobierno lleva adelante un plan de ampliación de la capacidad productiva de la Planta Piloto de Carbonato de Litio, con la finalidad de generar hasta 1.000 toneladas (t) anuales, informó el viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú.

La autoridad explicó que para este año el complejo experimental incrementará su producción a 400 t, tomando en cuenta que en 2018 se registraron 250 t.

“Estamos elevando en un año de 250 a 400 (toneladas); el plan establece que vamos a ampliar esta planta para que llegue a 1.000 toneladas”, sostuvo Echazú.

El complejo piloto fue inaugurado en 2013 como parte de la primera fase (experimental) del proceso de industrialización del litio en el salar de Uyuni, Potosí. La primera venta de carbonato de litio se realizó en agosto de 2016 con la entrega de 9,3 toneladas.

De acuerdo con Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), el carbonato de litio se obtiene a partir del procesamiento de las salmueras del salar de Uyuni y es aplicado en la fabricación de electrodos de baterías, cerámicas, vidrios especiales,  carburantes, entre otros.

El viceministro Echazú destacó los resultados de la planta piloto, tomando en cuenta que solo este año reportará alrededor de $us 4 millones por ventas del carbonato de litio, cuando la construcción del complejo demandó más de $us 1,5 millones de inversión.

En ese marco, la autoridad resaltó que la planta piloto estará en funcionamiento unos cinco años más de forma conjunta con la Planta Industrial de Carbonato de Litio, que en este momento está en construcción y que iniciará operaciones en 2020.

La construcción de la planta industrial fue adjudicada a la empresa chino-australiana Asociación Beijing Maison Engineering Company. Demandará una inversión de $us 96,4 millones y tendrá una capacidad de producción de 15 mil toneladas de carbonato de litio por año.