Easba cumple con puntualidad pago de crédito del BCB

Foto: Jorge Mamani
Producción de azúcar en el ingenio de San Buenaventura.

 

Freddy Grover Choque C. /Cambio

El viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Jaime Durán, aseguró ayer que la estatal Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba) “no está en quiebra técnica” y que cumple de manera puntual el cronograma de pagos de los créditos que adquirió del Banco Central de Bolivia (BCB).

La afirmación la hizo en respuesta a la publicación de Página Siete, la cual refiere que Easba se encontraría en “quiebra técnica” porque en ocho de los nueve años que funciona registró pérdidas por Bs 243,5 millones.

Según Durán, estas intenciones de atacar a una empresa nacional, y en este caso de los paceños, responde a criterios “netamente políticos” que no tienen sustento técnico alguno.

Ante esta situación, explicó que el concepto de “quiebra técnica” describe a una empresa que es incapaz de cumplir con sus obligaciones, como créditos adquiridos, es decir, que ingresa en un estado de situación en el que hay una cesación de pagos a sus acreedores, lo cual no es el caso de la compañía azucarera, que hasta la fecha (desde 2018) pagó Bs 33,5 millones por concepto de capital e intereses al BCB.

“Queremos ser muy enfáticos al indicar que de  momento Easba paga puntualmente los créditos que tiene con todos sus acreedores, incluido el BCB. Por lo tanto, la empresa no está en quiebra técnica como “lamentablemente” dice Página Siete”, aseveró Durán en conferencia de prensa.

La empresa estatal es nueva

Destacó que la firma azucarera no solo tiene la capacidad de cumplir con sus obligaciones crediticias, sino que sus activos crecieron de Bs 1.081 millones a Bs 1.638 millones y sus plantaciones de caña se elevaron de 108 a 3.578 hectáreas, lo cual es muy loable si se toma en cuenta que desde este año figura como empresa estatal, ya que hasta 2018 era solo “un proyecto”, es decir que estaba en un proceso en el que se realizaban labores para ponerla en funcionamiento.

“Por eso, el análisis que hace el matutino paceño no distingue la diferencia entre un proyecto y una planta en pleno funcionamiento, al cotejar los estados financieros del emprendimiento”, aseveró Durán.

El gerente de Easba, Ramiro Lizondo, negó una posible quiebra técnica y dijo que hay un interés político para desprestigiar al Gobierno. Explicó que en 2017, después de la edificación, la empresa constructora entregó “definitivamente” la planta industrial y que el año pasado recién comenzó su primera zafra oficial y generó recursos económicos para pagar sus deudas y el mantenimiento del ingenio.

“Este año encararemos nuestra segunda zafra de producción. En estos dos años de funcionamiento pleno generamos ingresos por Bs 80 millones y con eso cubrimos los costos de producción y deudas”, señaló.