Bono Juana Azurduy atiende a 9 de cada 10 gestantes

Una madre presenta sus documentos para el cobro del beneficio económico.
Foto: Archivo

 

Cambio/Edición impresa

Con el Bono Juana Azurduy de Padilla se atiende a nueve de cada 10 madres gestantes que acuden a un centro de salud para dar a luz. Antes de 2009 solo seis mujeres recibían asistencia médica.

En 10 años, este beneficio llegó a 2.265.935 madres y niños, según datos de la coordinadora nacional del programa Juana Azurduy del Ministerio de Salud, Natalia Camargo. 

Este bono se creó en abril de 2009 con la finalidad de cuidar la vida tanto de progenitoras como de niños y de mejorar la nutrición de ambos. 

Las madres bolivianas cuentan en la actualidad con este beneficio de 1.820 bolivianos siempre y cuando cumplan con  cuatro controles prenatales, el parto institucional y 12 controles bimensuales luego del parto.

Según sus datos, el programa mejoró la cobertura de partos institucionales, es decir de aquellos que se atienden en centros hospitalarios. En 2003 solo seis de cada 10 mujeres tenían a sus hijos en establecimientos de salud, pero en 2017, esa cantidad subió a nueve de cada 10.  

La meta es llegar al 100% de partos en establecimientos hospitalarios para preservar la vida tanto de la progenitora como del neonato, señala el Ministerio de Salud.

Cifras

Del total de madres y niños beneficiados en el país, 596.837 son del departamento de La Paz, 160.359 de Chuquisaca, 436.670 de Cochabamba, 124.094 de Oruro, 214.550 de Potosí, 127.230 de Tarija, 473.708 de Santa Cruz, 104.038 de Beni y 27.449 de Pando, informó esa cartera de Estado.

El bono también redujo la mortalidad infantil en 52% entre 2008 y 2016. En el año base, en el país morían 50 menores de un año por cada 1.000 nacidos vivos, pero en 2016 bajo a 24. 

“Se evitó la muerte de 7.788 niñas y niños menores de un año”, informó el jefe de la Unidad de Nutrición de ese despacho, Yecid Humacayo.

La desnutrición crónica también descendió con este beneficio en casi 50%, pues en 2008 se tenía un 27% de menores de cinco años con ese cuadro, pero en 2016 fue solo 16%.

Los beneficios de este programa fueron ampliados desde 2015 con la implementación del Subsidio Universal Prenatal por la Vida, que consta de alimentos nutritivos para la madre.

Cada uno de los paquetes alimenticios tiene un valor equivalente de 300 bolivianos y son entregados a partir del quinto mes de gestación. “Desde octubre de 2015 se dieron 1.351.554 paquetes de subsidio con más de 20 tipos de alimentos, lo que hace un total de 343.400 beneficiarias”, remarcó Humacayo.

También indicó que desde 2017, este suplemento fue mejorado, pues antes constaba solo de alimentos no perecederos, como fideo, azúcar, arroz, que no eran muy nutritivos, pero desde ese año se incluyeron carne fresca, de res, de pollo, de pescado, huevo, quinua, amaranto, cañahua y verduras.