Tecnología 5G, en el centro de la disputa EEUU-China

 

Luis Beatón

La revolucionaria tecnología 5G se encuentra hoy en el centro de las disputas entre Estados Unidos y China.

Antes del inicio de 2019, era un objetivo estratégico de Washington para su control del mundo la persecución de la compañía china Huawei, contra la cual el Departamento de Justicia presentó en enero un paquete de cargos que involucraban a dos subsidiarias y a su directora financiera, Meng Wanzhou.

La Casa Blanca teme verse superada por China en el control de la tecnología móvil de quinta generación (G5) y la expansión de nuevos aparatos con más potencia y más rapidez.

El despliegue de la quinta generación de tecnología inalámbrica de telecomunicación, el llamado 5G, es la manzana de la discordia entre chinos y estadounidenses por su previsible impacto en el sector económico mundial sin descartar asuntos de seguridad nacional.

Un artículo de enero del diario The New York Times resumió el enfrentamiento y precisó que en la carrera 5G con China, Washington empuja a los aliados a luchar contra Huawei, la cara visible del problema.

Hay claras presiones estadounidenses sobre británicos, polacos, alemanes, entre otros, para detener negocios y acuerdos con el gigante asiático en este campo.

Entre otros mensajes, la Casa Blanca dice a sus aliados que cualquier beneficio económico del uso de equipos de telecomunicaciones chinos más baratos amenaza la seguridad de la alianza de la OTAN.