Asume la primera alcaldesa afrodescendiente

La nueva alcaldesa de Chicago, en uno de sus primeros discursos.
Foto: AFP

 

TELESUR / Cambio - Edición impresa
Chicago hizo historia ayer, cuando Lori Lightfoot asumió el cargo como la primera alcaldesa afrodescendiente  y la primera abiertamente homosexual, en un ceremonia que se realizó en el Wintrust Arena.

“Durante años se ha dicho que Chicago no está lista para la reforma. Bueno, preparados porque la reforma está aquí”, comentó Lori Lightfoot en la ceremonia de juramentación y dijo que es una “ciudad de esperanza”. Comentó que espera que la entidad mantenga como sus principios rectores la “equidad y la inclusión”.

“En este momento no puedo dejar de mirarlos a todos y pensar en lo que nos espera y en lo que podemos hacer juntos”, sostuvo.

Lightfoot lloró al presentar a su madre, Ann Lightfoot, de 90 años, quien viajó desde Ohio para sentarse en la primera fila.

“Durante años se ha dicho que Chicago no está lista para la reforma. Bueno, preparados porque la reforma está aquí”, comentó en la ceremonia de juramentación.

“Hice una campaña por el cambio; ustedes votaron por el cambio y planeo hacer un cambio a nuestro gobierno. Eso significa restaurar la confianza en el gobierno de nuestra ciudad y, finalmente, traer integridad a la forma en que funciona esta ciudad “, manifestó.

 La ex fiscal federal y abogada corporativa, quien nunca antes había desempeñado un cargo de elección popular, lanzó su candidatura a la alcaldía en mayo de 2018, meses antes de que el alcalde Rahm Emanuel anunciara que no buscaría un tercer mandato en el cargo.

En la ceremonia de toma de posesión de la nueva alcadesa, demócrata de 56 años, quien ganó los 50 distritos de la ciudad en las elecciones del 5 de abril, también juraron sus cargos otros dos funcionarios electos de Chicago y 50 concejales. La llamada Ciudad de los Vientos cuenta con 2,7 millones de habitantes, presenta grandes disparidades económicas y aumento de la violencia con armas de fuego.