Plan de Seguridad Vial reforzará normas del Código de Tránsito

Una flota interdepartamental luego de un accidente en la carretera Oruro-Potosí.
Foto: APG

 

Roberto Medina Buezo / Cambio  - Edición impresa
El viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilfredo Chávez, informó que el nuevo Plan Nacional de Seguridad Vial que está en etapa de socialización contará con nuevas disposiciones para reforzar la seguridad de los conductores, pasajeros y peatones, además de reducir los accidentes de tránsito.

“Este plan reforzará la seguridad que no estaba enmarcada en el Código de Tránsito, como la implementación de las medidas de precaución para el conductor, el uso obligatorio del cinturón de seguridad, la aplicación de dispositivos de seguridad para niños, la prohibición del uso de teléfonos celulares para los conductores, y plantearemos además la incorporación de dispositivos electrónicos para controlar las velocidades”, manifestó.

Agregó que se prevé que este plan sea una ley con alcance a nivel urbano y rural para que todos los ciudadanos estén informados sobre sus deberes y obligaciones, y no haya más siniestros.

“Lo hemos trabajado toda esta gestión y es la actualización de la normativa en seguridad vial y tránsito. Contempla mecanismos e inquietudes que refuerzan el plan que estará vigente hasta agosto y que ha permitido rebajar las muertes y lesiones en hechos de tránsito”, indicó.

El informe de la Organización Mundial de la Salud (2018) respecto a la seguridad vial señala que en 2014 en Bolivia fueron reportadas 1.800 víctimas de accidentes de tránsito, en tanto que en 2018 la cifra se redujo a 1.200 personas.

“Ese dato es importante porque desde 2014 se adoptaron otras medidas en favor de la ciudadanía y ahora queremos reforzar esos logros con la integración de otros sistemas y factores. Cada vez hay más compromisos del Ministerio de Gobierno, Policía, Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”, aseveró.

Principales causas

- Un informe de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) establece que la principal causa de los accidentes de tránsito en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú es la imprudencia de los conductores por el exceso de velocidad y el consumo de bebidas alcohólicas.