Música de siglos XVI y XVII está más vigente que nunca

Foto: Verónica Armaza
Niños y jóvenes guaraníes en Santa Rosa.

hay notas que vibran en cúpulas de iglesias y voces que se propagan
Jackeline Rojas Heredia
Entre abril y mayo se llevó adelante el festival de música barroca o renacentista en Bolivia, el mismo que nació en Chiquitos y que a la fecha se ha extendido a otros departamentos y municipios. A la vez que ha fortalecido lugares o comunidades guaraníes herederas de los conocimientos franciscanos y jesuitas. A través de la Unión Europea se posibilitó que ensambles de alto nivel visiten la ciudad de La Paz y se presenten en iglesias durante cinco días. Los grupos musicales europeos y bolivianos llenaron los templos de gente durante las presentaciones.
Lina Tur Bonet, violinista española de amplia trayectoria y abundantes reconocimientos, dijo que para entender la música barroca se debe comprender la historia y el movimiento renacentista que se inició a fines del siglo XVI y que influyó en toda la expresión artística en sí, pasando por la pintura, escritura y por supuesto la música.
“Fue la primera vez en la historia de la música que los compositores empiezan a expresar emociones de todo tipo y para ello utilizan muchos recursos compositivos, pero la expresividad como meta es la característica del barroco y para ello utilizan aspectos importantes: Uno es el gesto, el movimiento, el contraste, el claroscuro que también se encuentra en la pintura y en la retórica”.
Dani Espasa, clavecinista, español y acompañante de Lina en los últimos conciertos realizados en Santa Cruz, La Paz y luego en Perú y Chile, destacó que también con la música barroca inicia otro mundo, el del bajo continuo. “Muy importante para esa época porque da pie para improvisar, lo que hago yo por ejemplo cuando sacamos instrumentos de teclado y acompañamos, estamos haciendo nuestra propia música, hacemos creación in situ porque antes no pasaba y fue bastante especial, porque se desbordó la libertad”, dijo.
Katriel Morales, que sus 18 años toca el segundo fagot en la Orquesta Nacional Sinfónica, explicó que se entiende por bajo continuo, “Es una nota prolongada, es el sustento de la melodía, sin eso la melodía no es, es decir, el bajo lo sostiene. Son las notas graves, los bajos, los barítonos, los que cantan en tono grave”. El bajo continuo nació junto a la música barroca “Empezó con Bach, que es el padre de la música, en todas las composiciones de Bach siempre había cuatro voces, entonces él tocaba en el piano los tonos para una soprano, una medio, un contralto y un bajo”.
El bajo es primordial y en la actualidad es indispensable para cualquier orquesta.
Luego del barroco, llegó el clasicismo, el romanticismo y luego el siglo XXI, el moderno, contemporáneo, la música fue evolucionando sobre la base fuerte de la expresión barroca, y hoy en día en Europa predominan más otras corrientes musicales.
“Estoy fuertemente sorprendida porque sobre todo en las comunidades con influencia jesuita o franciscana existe un fuerte interés en la interpretación de la música barroca, y son los jóvenes quienes buscan interpretarla, conocerla, desde la misma elaboración de los instrumentos, es algo de no creer”, dijo Lina Tur Bonet.
Espasa explicó que es una música de fuerte interpretación y que una persona debe estar preparada para disfrutarla porque es diferente a todo cuanto uno haya podido escuchar. “Porque cada intérprete le da su variación, su instrumentación, es una música muy rica en diferencias, permite el aporte; en el caso de quienes acompañamos es muy claro, solo tenemos la mano izquierda escrita, estamos inventando, estamos produciendo en el momento, al igual que los músicos de jazz”.
Ars Continua, un ensamble argentino, tocó la noche del sábado 30 de abril en la Iglesia misional de Santa Rosa de Cuevo, frontera entre Santa Cruz y Chuquisaca, Verónica Dalmasso, directora del grupo, dijo que lleva más de 20 años interpretando música y coro barroco y que no imagina su vida sin esa interpretación. En la iglesia de Santa Rosa, repleta de gente, muchos niños jugaban, lloraban, pero cuando la presentación de Ars Continua inició, todos sin excepción quedaron en éxtasis. Las voces llenaron el ambiente tanto fuera como dentro del templo.Una inmensidad de cielo estrellado aportó con su iluminación la presentación de la interpretación musical ¿Sería la respuesta de Dios a las notas de infinito amor expresadas en el lugar?

4 tonos eran la base para el compositor Johann Sebastian Bach, padre de la música.

Instrumentos propios de Santa Rosa
Entre los talleres de arte que se realizaron en Santa Rosa (frontera entre Chuquisaca y Santa Cruz) están el de la fabricación propia de instrumentos musicales. Miguel Ángel, un adolescente guaraní, ensaya notas en el violín que hizo junto con su maestro.
Varios jóvenes sueñan con ser músicos, unos interpretan instrumentos, otros cantan como sopranos, contraltos y más.

Dulcian, Instrumento barroco del siglo XVI
El sonido bajo que emite es muy parecido al del fagot, pero quizá más profundo. Con una estructura similar y a la vez distinta, utiliza también cañas de bambú para proyectar el sonido.
Pocos músicos lo interpretan y es uno de los instrumentos más importantes para la música barroca renacentista.
Una de las integrantes del ensamble argentino Ars Continuo interpreta el dulcian.