Chile hace gala de su poderío militar

bolivia debe responder con asentamientos humanos
Fernando del Carpio Z.
Ante el desplazamiento castrense e instalación de una base militar chilena cerca de la frontera, Bolivia debe responder con presencia de población civil en esa región, opinó Samuel Montaño, analista en temas de seguridad y defensa militar.
“No debemos quedarnos de brazos cruzados como en 1879, cuando la región portuaria estaba muy poco poblada, ahora es necesario enviar población civil al Silala, a sembrar, a producir, y el puesto militar asentado en la zona podrá acompañar todo ese proceso”, expresó.
Montaño considera que Chile al instalar una base militar en Cariquima, a 15 kilómetros de la frontera, nos advierte al lanzar dos mensajes muy claros: “primero, ojo que las aguas (del Silala) también son nuestras y nosotros estamos aquí, y segundo, les molesta el flujo de gente que está visitando el lugar”.
Para el analista “cuando hay recursos se debe asegurar militarmente el territorio, y ese respaldo se traduce en apoyo a la población civil”.
Brasil, Venezuela...
Brasil es el país con mayor poderío militar en la región, le sigue Venezuela que incorporó importante material ruso, y Montaño afirma que el tercer lugar es compartido por Chile, Colombia y Perú.
“No todo el material que posee Chile es nuevo, parte es de segunda o tercera mano, lo más destacable es la compra de los tanques Leopard 2, más de 300 unidades, sin contar otros vehículos blindados franceses y tanquetas, pasan de 1.000”, manifestó.
El material terrestre proviene de excedentes, tras la caída del muro de Berlín (noviembre de 1989), Holanda vendió los tanques Leopard 1, los nuevos cuestan entre 2 y 3 millones de dólares, pero los vendieron a Chile en no más de 100 mil dólares la unidad.
A nivel aéreo Chile cuenta con 44 F-16, de los que sólo 10 son nuevos, los 34 restantes los compraron a Holanda con la autorización de Estados Unidos. Mientras que la Armada compró ocho buques, cuatro destructores a Holanda y cuatro británicos, de los años 60 y 70, de segunda y tercera mano, y en menos de 150 millones de dólares.
“Tienen material terrestre, aéreo y marítimo con el que pueden disuadir a cualquier adversario de su alrededor. La consigna ‘por la razón o la fuerza’ (como reza su escudo) es lo que prevalece”, expresó el analista en temas militares.
Difícil alcanzar
Considerando todo ese potencial bélico, para Montaño “alcanzar a Chile es imposible porque hemos descuidado también la parte profesional. Por el caso de los misiles chinos, Bolivia no accede a ese tipo de material, porque hay desconfianza, dimos tecnología ajena a Estados Unidos, país que no se los hubiera llevado sino eran buenos”.
Los jefe militares de la época, entre ellos el general Marcelo Antezana, entregaron en octubre de 2005 los 38 misiles tierra-aire de industria china a Estados Unidos, argumentaron que dicho material era obsoleto, lo que es falso.
“Los misiles portátiles antiaéreos son efectivos, el único país que se ha dejado quitar es Bolivia, por lo que nos hemos convertido en un país no confiable”, señaló Montaño.
Lo evidente, para el analista, es que los gobiernos militares de Barrientos, Banzer y otros no hicieron casi nada por las Fuerzas Armadas, tal vez obedeciendo al Comando Sur de Estados Unidos que regulaba el comportamiento de nuestro país en todos los ámbitos y especialmente en el castrense. Esos años, Estados Unidos prefería y alentaba el potenciamiento militar chileno.
Chile provoca y advierte
Chile con estas últimas acciones incurre “en una provocación y advertencia porque está a cierta distancia del Silala. Si bien no hemos visto el desplazamiento de equipo pesado, lo que sí es el desplazamiento de una compañía de soldados de infantería”.
La Organización de las Naciones Unidas (ONU), explicó Montaño, no recomienda ese tipo de desplazamientos, tan solo de 10 ó 25 hombres para realizar tareas de patrullaje, porque una unidad militar de 100 o más hombres necesita hacer ejercicios y se pueden generar incidentes y por lo tanto conflictos.
Por esa razón el puesto militar del Silala, depende del Regimiento Loa, que está entre 40 y 60 kilómetros de la frontera.
“Lo que hace Chile con la excusa de combatir al narcotráfico, contrabando y otros delitos instalando una base militar en Cariquima es algo que debe llamar la atención, porque no se justifica el estacionamiento de centenares de hombres en esa zona”, añadió el especialista en asuntos militares.

potencial militar chileno
Personal de primera línea activos: 60.560. Reserva activos: 82.000
Tanques: 277 [ 200+32 Leopard 2A4 ; 100 Leopard 1V ; en evaluación compra +100 Leopard 2 ]
Vehículos blindados de extinción (AFVs): 2.346. Autopropulsados Guns (RPE): 48
Aeronaves Total: 236. Fighters / Interceptores: 44 [ 46 F-16 Fighting Falcon ; 16 Northrop F-5 ]
Ala Fija aviones de ataque: 44 [CASA C-101; Embraer EMB 314 Super Tucano]. Aviones de Transporte: 131. Aviones de entrenamiento: 69. Helicópteros: 86
Total Fuerza Naval: 69 [Submarinos Clase Scorpène; Fragatas Tipo 23; 22 ; L; M; 0 ítems fluviales.
*Datos: www.taringa.net/comunidades/armados/9213017/Ranking-Global-Firepower-Pot...

24 de abril de 2013, Bolivia presentó la demanda marítima contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).
23 27 de mayo, las Fuerzas Armadas chilenas realizarán un ejercicio de entrenamiento conjunto en las regiones de Tarapacá y Antofagasta.

Chile, tercero con mayor poderío en Latinoamérica
Chile ocupa el puesto 43, a nivel mundial, y el tercero, en Latinoamérica, entre los países con mayor poderío militar. Para ello se consideran factores geográficos, cantidad de armamento aéreo, terrestre y marítimo, además de la situación económica del país, según el sitio ‘Global Fire Power’.
El vecino país se ubica en el tercer lugar a nivel latinoamericano, después de Brasil y México, destacando sus 277 tanques, 236 aviones, 69 flotas navales y 60.560 efectivos de las Fuerzas Armadas (reserva 82.000 personas).
Chile refuerza activamente su arsenal armamentístico, por lo que un importante porcentaje de su presupuesto se destina a la compra de armas en el exterior.
En esa línea el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, informó que Chile destina cada año el 2% de su Producto Interno Bruto (PIB), equivalente a 8.230 millones de dólares, mientras que Bolivia asigna sólo el 1,47 del PIB que equivale a 504 millones de dólares al año.

Las demandas alarman al gobierno chileno
Las reacciones de Chile de alguna manera tienen que ver con la demanda marítima planteada en la Corte Internacional de Justicia y la que se alista sobre las aguas del Silala.
En ese marco, Samuel Montaño resalta que el Gobierno denuncie “la invasión de 1879, fue un error callarse tanto tiempo y recordar solo cada 23 de marzo, y lo de las aguas del Silala tiene que ser informado porque hay países que tienen el mismo problema y se tiene que sentar un precedente, la población tiene que pelear por sus recursos, no militarmente”.
Montaño también recordó que en noviembre de 2015, el Gobierno chileno protestó airadamente por la presencia militar peruana en la zona fronteriza, la calificaron como “imprudente” y ahora ellos hacen lo mismo con nosotros y protestan a todo nivel por la denuncia que hizo el presidente Evo Morales.