Bolívar impone su jerarquía, gana y alcanza su título 23

Marcos Riquelme fue el ‘héroe’ del partido con sus dos goles.
Foto: APG

 

Bolívar es el campeón del Apertura 2019. Anoche le ganó 2-1 a Oriente Petrolero en Santa Cruz y alcanzó su corona 23 (desde 1977), tres fechas antes del final.

Fue jornada celeste. Más temprano, Nacional Potosí, que era el que le peleaba por el título, perdió en Warnes y ese resultado le dejó la bandera servida al equipo de César Vigevani.

Fue un partido intenso. El Albiverde propuso un juego abierto y ofensivo, pero la Academia hizo prevalecer su mayor jerarquía en esta clase de juegos.

Marcos Riquelme fue el ‘héroe’ de la victoria, hizo los dos goles, uno en el primero y otro en el complemento.

Oriente luchó hasta el final y estuvo cerca del empate, pero el esfuerzo no le alcanzó.

JUSTO Y MERECIDO
Bolívar empezó presionando y cerrando la salida del local.

El dueño de casa, sin embargo, zafó de la marca y empezó a dominar y tener la pelota en su poder. Creó peligro, pero no tuvo definición.

El Celeste apostó al contragolpe y también tuvo ocasiones para convertir, como el tiro libre de Miguel Callejón que casi sorprende a Rómel Quiñonez.

Ante del descanso se abrió el marcador. Minuto 40. Córner desde la izquierda. Sacó centro Juan Carlos Arce y ante una defensa parada, un atento Riquelme cacheteó la pelota para el primer grito celeste.

En el complemento, Oriente soltó amarras y arriesgó. A los 63 Norberto Palmieri se perdió una buena ocasion de empatar.

El cotejo de ida y vuelta se volvió brusco y el juez tuvo que recurrir a las tarjetas amarillas para frenar las fricciones.

Nervioso y desesperado, Oriente empezó a otorgar espacios en sus ataques.

En una de esas jugadas, Saidt Mustafá sacó un balón largo desde su pórtico, tras el rebote Riquelme se quitó la marca de Ronald Raldes y venció a Quiñonez con una comba. Minuto 70 y el 2-0 ya definía el partido.

A los 77 descontó Oriente con gol de Julio Pérez. Luego se vino un vergonzozo final con el estallido de petardos. Uno cayó cerca de Mostafá y después de otros, el árbitro José Jordán finalizó el juego a los 89 minutos.

 

-----

Apuntes

Hinchas del cuadro celeste se congregaron en el Prado para celebrar la conquista de un nuevo título. La fiesta duró hasta esta madrugada.

Al final del compromiso, los jugadores de la Academia dieron rienda suelta a su alegría para coronar con un éxito el esfuerzo y entrega.

La dirigencia convocó a la familia bolivarista para asistir al clásico paceño del domingo frente a The Strongest. En la ocasión se recibirá el trofeo de campeón.