Álvaro García entrega guardería Julia Kattán de Said en Warnes

El ‘Vice’, acompañado de niñas en el centro educativo.
Foto: Vicepresidencia

 

Luis Fernando Cruz Ríos / Cambio - Edición impresa
Con una inversión de más de cuatro millones de bolivianos, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, inauguró ayer la guardería municipal Julia Kattán de Said para 350 infantes en el municipio de Warnes, departamento de Santa Cruz.

La infraestructura emplazada en el Distrito 1, sobre 1.148,72 metros cuadrados, consta de salas para las niñas y niños de uno, dos, tres, cuatro y cinco años de edad; baños adecuados para los infantes, otro para el personal con su vestidor y uno para visitas.

Además cuenta con depósito para material didáctico, áreas de recreación, enfermería, sala de reuniones, área de descanso del personal, dirección, secretaría, cocina, comedor, lavandería, parqueo para 16 vehículos y un espacio de parada para 10 mototaxis.

El ‘Vice’ expresó su complacencia por la obra y felicitó al arquitecto por la excelente distribución de los espacios para atender como se debe a las niñas y niños, porque son y deben ser una prioridad para el municipio, el departamento y el país.

García Linera aseguró que una familia, una sociedad y una nación no solo son grandes, fuertes y sanos por su economía o su ciencia, sino por cómo se trata y se educa a la niñez.

En ese contexto, dijo que si se maltrata a los niños en el núcleo del hogar y en las unidades educativas, se forma a mujeres y hombres malos e inseguros para una sociedad; entonces, por cómo se los forma y se los atiende se sabe si un Estado es fuerte, sólido y grande.

“Si una sociedad, si una familia no enseña a un niño a tener valores, respeto y perseverancia, cuando sea mayor fracasará y tendrá problemas; una sociedad cosecha 30 años después lo que siembra al inicio. Si se cultiva el bien en el niño, producirá el bien cuando sea adulto”, sostuvo.

El Vicepresidente recomendó a los progenitores, a los profesores, a las autoridades departamentales y nacionales no poner a los niños en segundo lugar, como una carga o eventualidad, “sería un gran error, porque son más importantes que el petróleo, la agricultura, las universidades, los colegios, el agua potable y el alcantarillado”, toda vez que la fuerza de una sociedad se mide por cómo un niño y una niña reciben educación y la atención necesaria. Dijo que ninguna sociedad poderosa, seria, duradera y sana maltrata a sus niños.

“Los niños son lo fundamental de una sociedad, y este es un trabajo de dos, del Estado que tiene que garantizar que tenga acceso a la educación, a la salud gratuita y que haya una guardería, y la otra parte le corresponde al padre, no solo a la madre”, sostuvo.
 

Cronenbold compromete más proyectos

El alcalde de Warnes, Mario Cronenbold, ratificó ayer su compromiso con el Proceso de Cambio porque los pequeños, medianos y grandes proyectos que se entregan en ese municipio y en los nueve departamentos se deben a la buena distribución económica del Presidente y del Vicepresidente en favor de los sectores sociales más necesitados.

Señaló que las guarderías, las unidades educativas, los centros de salud y otras obras inauguradas en Warnes no tienen nada que envidiar a las infraestructuras de las ciudades capitales. En ese sentido, anunció la presentación de otros proyectos para beneficio de la región.