Gobierno de Temer excluye a mujeres y afrodescendientes

Fotos: AFP
La Presidenta electa por el pueblo brasileño Dilma Rousseff en una rueda de prensa junto con su abogado.

Agencias
La presidenta constitucional de Brasil, Dilma Rousseff, lamentó ayer que el gobierno interino de Michel Temer excluya a las mujeres y afrodescendientes, lo que va en contra de la inclusión social impulsada en los últimos 16 años, mientras sigue la resistencia en las calles.
La mandataria sostuvo que la inclusión social que promovió el Partido de los Trabajadores (PT) es el motivo por el que las élites empezaron a mostrar su descontento.
En una conferencia de prensa a los medios, Rousseff condenó que los puestos de trabajo en los ministerios estén copados por hombres en un país en el que el 50 por ciento de la población es mujer. Indicó que esto es un reflejo del problema de representatividad que enfrenta la nación suramericana.
A esto se le suma la innegable realidad de que Brasil es uno de los países de Latinoamérica que más tardó en salir de la esclavitud. Con esta herencia, el que ninguna persona de color esté un cargo ministerial marca la discriminación racial que aún viven los brasileños y con ello la negación de una parte de la población, agregó.
“El negro y la mujer son fundamentales si quieres un país inclusivo desde el punto de vista social, pero también del punto de vista cultural y de los derechos humanos”, dijo, al tiempo que recalcó que ahora era el momento para observar el comportamiento del Gobierno interino durante estos 180 días en los que la mandataria deberá alejarse de sus funciones.
Nuevo gobierno
Michel Temer asumió la presidencia interina de Brasil el jueves y en el acto presentó a los 23 ministros que lo acompañarán durante los 180 días que estará en el cargo, mientras que la mandataria Dilma Rousseff enfrenta un juicio político que decidieron 55 senadores sin una prueba que demostrara su culpabilidad en los señalamientos que le hacen.
Entre esos 23 ministros, siete están involucrados en varios casos de corrupción en ese país, entre ellos la operación Lava Jato de Petrobras.
Temer no incluyó en su gabinete a mujeres, afrodescendientes ni a representantes de los movimientos sociales.
Aunado a ello, redujo el gabinete ministerial de 32 a 23, es decir, eliminó la Unión General de Contralor, Ciencia y Tecnología, el de las Mujeres, la Igualdad Racial y los Derechos Humanos, el Ministerio de Desarrollo Social, fue fusionado con el de Desarrollo Agrario.
El Ministerio de Derechos Humanos y las políticas para las Mujeres e Igualdad Racial fueron incorporados al ministerio da Justicia y Ciudadanía. En el caso de Cultura y Educación fueron fusionados en uno solo. El de Desarrollo Agrícola ahora se llama Agricultura, Ganadería y Abastecimiento.
Temer creó el ministerio de Fiscalización, Transparencia y Control, el cual estará a cargo de Mauricio Quintella.
Medidas
Este viernes el ministro interino de Hacienda, Henrique Meirelles, asumió en rueda de prensa las decisiones económicas que planean llevar a cabo.
Afirmó que las medidas serán consistentes, no se revertirán y serán realistas. Asimismo, señaló que se pondrán límites de gastos del Gobierno Federal y reducirán “considerablemente el tema de los subsidios”.
El discurso se centró en cuestionar las políticas sociales ejecutadas por Rousseff, quien fue electa por 54 millones de personas y en su gestión priorizó la inversión pública con más de 5 programas.
Meirelles afirmó que la poca inversión llevó al desempleo y por ende a la disminución de la capacidad de oferta en la economía. Sin embargo, entre los gobiernos de Lula y Rousseff se crearon más de 20,8 millones de puestos de trabajo y se logró el ascenso social de 40 millones de brasileños a la clase media.
Retroceso
El Presidente interino de Brasil anunció su intención de aplicar medidas neoliberales que apuntan a la apertura hacia el mercado internacional, que para varios analistas permitirá a las grandes petroleras americanas el acceso a los recursos hasta ahora gestionados por Petrobras.
Privatización
La nueva agenda de Temer incluye aumentar la participación extranjera en los recursos energéticos de Brasil, algo que, según él, “comenzará flexibilizando la legislación sobre el modelo productivo del presal”.
“El Gobierno no puede sobrellevar todas las demandas de un pueblo, se necesita la inversión privada y eso es lo que yo haré”, aseguró Temer.

Involucrados
Los siete ministros de Temer involucrados en corrupción en Brasil
ó Geddel Vieira Lima es sospechoso de soborno en el caso Petrobras.
ó Romero Jucá, investigado por el caso Petrobras y Operación zelotes.
ó Henrique Eduardo Alves, tiene acusaciones por el caso Petrobras.
ó Bruno Araujo, operación Lava Jato.
ó Ricardo Barros, fraude de licitación.
ó Raúl Jungmann aparece en la lista de Odebrecht y PSDB.
ó Eliseu Padilha, acusado por corrupción y operación Lava Jato.

Recuento del golpe
ó La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se vio obligada a separarse de su cargo por un período no mayor a 180 días, luego de que el Senado aprobara la ejecución del juicio político con 55 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado).
ó Durante este tiempo, las autoridades brasileñas se encargarán de encontrar las pruebas que no fueron presentadas ni en la Cámara baja, ni en el Senado, para la aprobación del juicio político, proceso considerado por los analistas como un golpe de Estado.
ó A Rousseff se le acusa de la supuesta violación de normas fiscales al presuntamente incurrir en maniobras contables “ilegales” para “maquillar” los resultados del gobierno en 2014 y 2015, además de modificar los presupuestos mediante decretos, acumular deudas y contratar créditos con la banca pública.
ó Actualmente, el vicepresidente ejecutivo del país, Michel Temer, es quien suple la ausencia del la mandataria electa por 54,5 millones de votos de manera temporal.

están en riesgo los beneficios sociales
Analistas internacionales consideran que tras la aprobación del juicio político contra la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, la nación se expone a un período de transición que podría echar por tierra muchos de los beneficios sociales alcanzados en los períodos de gobiernos populares.
El especialista Beto Almeida dijo en entrevista para Telesur que para el pueblo y en especial para los movimientos sociales de izquierda, las próximas semanas se traducen en una lucha constante y obligatoria en la calle para hacer ver a los brasileños y al resto del mundo a lo que están expuestos tras la separación de la Jefa de Estado del poder.
Recordó que el ahora presidente interino, Michel Temer, anunció un programa de gobierno y un gabinete ministerial que no solo podría atentar contra los logros sociales alcanzados en los últimos años, sino que irá en detrimento del deseo de los más de 54 millones de votantes que eligieron un gobierno popular y no neoliberal.
Expresó que las conquistas de la masa trabajadora se ven amenazadas, pues Temer ha comunicado en diversas ocasiones que hará cambios de relevancia en la política interna de Brasil. Esto sin contar que en cuanto al manejo de las relaciones con otros países también habrá una agenda distinta.
La doctora y abogada internacionalista, Carol Proner, llamó la atención sobre la mirada ciega del poder judicial en la nación suramericana, que no interfirió, no opinó ni tampoco fijó postura con respecto a los eventuales vicios que acompañaron el proceso de activación del impeachment. (Telesur)

WikiLeaks: El presidente en funciones de Brasil fue informante de EEUU
El nuevo presidente interino de Brasil, Michel Temer, fue informante de la Embajada de EEUU en Brasil, ha revelado WikiLeaks a través de su cuenta en Twitter.
En un mensaje publicado por el sitio web de WikiLeaks figura un documento enviado desde Sao Paulo (Brasil) con destino al Comando Sur de EEUU, con sede cercana a Miami. En el cable se analiza la situación política en Brasil durante la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva y aparecen las reflexiones de Temer sobre las opciones electorales de su partido para el año 2006 (el dato del cable filtrado es del 11 de enero del mismo año), que este compartía con dos interlocutores llamados ‘CG’ y ‘poloffs’.
En el cable se afirma que “el diputado Federal Michel Temer, presidente nacional del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), cree que la desilusión pública con el presidente Lula y el Partido de los Trabajadores (PT) proporciona una oportunidad para que el PMDB presente su propio candidato a las elecciones presidenciales de 2006”.
“Al ser preguntado sobre el programa del partido, Temer indicó que el PMDB apoya políticas que favorecen el crecimiento económico. [El partido] no tiene ninguna objeción al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) [y] preferiría ver al Mercosur fortalecerse con el fin de negociar con el ALCA como bloque, pero la tendencia parece ser la contraria”, se afirma en otro fragmento de los documentos filtrados.
En vísperas de las elecciones de 2006, Temer auguró el escenario de una victoria de su partido (PMDB). Temer aseguró que el PMDB se haría con entre 10 y 15 gobernadores ese año, y que su formación obtendría la mayoría de representantes en el Senado y, por tanto, en la Cámara de Representantes. (RT)

Contexto
En 180 días se tomará un decisión acerca del caso de Dilma Rousseff.
El Presidente interino no puso a ninguna mujer ni persona de color en su gabinete.
El juicio político que vive Rousseff está ocasionando conflicto e inestabilidad.