YPFB genera 6.000 empleos y su patrimonio pasa los $us 15.000 MM

Planta engarrafadora de propiedad de la estatal petrolera.
Foto: Archivo

 

Franz Acarapi /Cambio /Edición Impresa

Como resultado de la nacionalización de los hidrocarburos (que se realizó el 1 de mayo de 2006 mediante el decreto supremo Héroes del Chaco), YPFB pasó de ser una empresa residual y en quiebra a tener un patrimonio que supera los $us 15.000 millones y convertirse hoy en una importante corporación estatal que es generadora de 6.000 fuentes de empleo.
El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Óscar Barriga, señaló el sábado en la radio San Gabriel que antes de la recuperación de la estatal para el Estado, la compañía apenas contaba con alrededor de 300 trabajadores y un valor patrimonial que llegaba a los $us 800 millones como efecto de su entrega a capitales privados.  
“Solo para comparar, hoy la empresa de todos tiene 6.000 trabajadores y un patrimonio que supera los 15 mil millones de dólares. Todo eso es de propiedad de los bolivianos”, afirmó.
Barriga remarcó que el total de los trabajadores son profesionales bolivianos que tienen “la satisfacción de desempeñarse” en las distintas firmas que conforman YPFB Corporación, YPFB Chaco, YPFB Andina, YPFB Transportes, Transierra, GTB, YPFB Logística, YPFB Aviación y YPFB Refinación, entre otras.
En ese marco, sostuvo que hoy la petrolera estatal es una de las firmas más importantes en América Latina en el área de los hidrocarburos y con proyección a exteriorizar su imagen y servicios a otros países.
Barriga indicó que en los últimos 13 años, con la nacionalización se inyectaron alrededor de $us 37.000 millones a la economía boliviana, lo que coadyuvó a reducir el nivel de pobreza y extrema pobreza de algunos sectores de la población.
“Esos 37.000 millones de dólares hubiesen terminado fuera del país, pero lo peor, nosotros viviríamos hoy una realidad totalmente distinta (...) No hubiésemos tenido un incremento en el salario nacional, no hubiésemos sacado a una gran masa de bolivianos de la pobreza y de la extrema pobreza”, manifestó el ejecutivo de YPFB.
En octubre de 2018, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, explicó que si se toman en cuenta las actuales reservas probadas de gas natural —certificadas en 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés) en agosto del pasado año por la empresa canadiense Sproule International Limited—, el patrimonio de YPFB alcanza a $us 95.500 millones.
Según el Gobierno, la nacionalización de los hidrocarburos representa un beneficio significativo de desarrollo para el pueblo boliviano porque a través de los recursos generados por la renta petrolera se construyen caminos, escuelas, hospitales, postas sanitarias, campos deportivos y otro tipo de infraestructuras. Hoy el país tomó un papel estratégico en la cadena productiva del gas e impulsa la industrialización.

Histórica reserva de gas

La empresa canadiense Sproule International Limited presentó el 29 de agosto de 2018 el informe de certificación de reservas de gas natural, que estableció que Bolivia cuenta con 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés), el más alto de la historia hidrocarburífera del país.