Hasta febrero se exportaron 15.096 t de urea por $us 3,3 MM

Foto: Archivo
Envío de urea boliviana al mercado exterior desde la planta de Bulo Bulo.

 

Freddy Grover Choque C. / Cambio - Edición Impresa

Al primer bimestre de este año se exportaron 15.096 toneladas (t) de urea a los mercados de Brasil y Argentina por un valor de $us 3,3 millones, informó el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Según el reporte, a la Argentina se enviaron 6.198 t por $us 1,4 millones y 8.897 t por $us 1,9 millones al mercado brasileño, que es el principal comprador de la urea boliviana.

El presidente Evo Morales —a tiempo de enviar el primer cargamento naviero de 200 t de urea al Brasil desde Puerto Villarroel (trópico de Cochabamba) a través de la hidrovía Ichilo-Mamoré— informó que en la gestión pasada se exportaron 210.851 t de urea por un valor de $us 77 millones, y que Brasil es el principal mercado del agrofertilizante boliviano (186.978 t).  

Explicó que desde el inicio de operaciones de la Planta Industrial de Urea y Amoniaco en Bulo Bulo-Cochabamba (en septiembre de 2017) se exportaron 4.898 t de urea a Uruguay, por $us 1 millón; 11.495 t a Paraguay, por $us 3 millones; 7.480 t a Argentina, por $us 20 millones, y 186.978 t a Brasil, por $us 53 millones.

En criterio de Morales, estos ingresos se convirtieron en grandes inversiones para el bien de la población boliviana, ya sea en obras civiles, proyectos viales, educativos, salud y otros que se encaran en el país. 

Producción de derivados

De acuerdo con los datos del Ministerio de Hidrocarburos, en 2018 Bolivia recaudó más de $us 193 millones por la exportación de productos derivados de los hidrocarburos, como la urea, el GLP, gasolinas blancas, isopentano y el recon, que consolidan la industrialización de los hidrocarburos.

 Los ingresos por la venta de GLP (gas licuado de petróleo) fueron más de $us 48 millones. “Las plantas separadoras de líquidos de Río Grande y Gran Chaco permitieron que Bolivia pase de importar GLP a ser exportador de este combustible y generar ingresos adicionales para el país”, señaló la autoridad.

La exportación de recon y gasolinas blancas también fue exitosa. En 2018, Bolivia exportó 1,2 millones de barriles de recon, que generaron ingresos por $us 71,2 millones, mientras que la venta de gasolinas blancas fue de más de 1.975 metros cúbicos (m3), que permitió ingresos de $us 923.115, además de la comercialización de isopentano de 13.295 m3, que permitió ingresos por $us 4,1 millones. 

La Planta de Propileno y Polipropileno, para la fabricación de plásticos duros, será el reto que encarará el sector hidrocarburos en 2019. 

En enero, el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que la Planta de Urea y Amoniaco producirá alrededor de 500 mil toneladas (t) del agrofertilizante, volumen que ya fue comprometido en su totalidad al mercado internacional, principalmente a Brasil.