Guatemala imita programa boliviano de competencias

La tejedora Felipa Camajá recibe su certificado de manos del presidente Jimmy Morales.
Foto: Ministerio de Educación

 

Redacción central / Cambio /Edición Impresa
Vestida con un traje típico de Guatemala, y su cabello blanco recogido con una vincha de vivos colores y tejida a mano, Felipa Camajá, de 82 años, recibió contenta su certificado de competencias como experta en tejido a pedal.

La entrega estuvo a cargo de  la primera dama de ese país, Patricia Marroquín de Morales, quien junto a su esposo, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, participó en el primer acto de entrega de certificados a 361 trabajadores y productores de ese país.
Esta política pública, que reconoce los saberes, conocimientos y experiencias de trabajadores y productores que aprendieron una ocupación en la vida, y se implementa en Bolivia desde 2008, fue exportada a Guatemala, país que implementó esta iniciativa a principios de este año con la asistencia técnica del Sistema Plurinacional de Certificación de Competencias (SPCC), del Ministerio de Educación, para certificar a miles de ciudadanos que aportan al desarrollo de su nación.
Como Felipa, que tiene una experiencia de 71 años en el tejido, Noemí Par Sococ, quien también recibió el documento, agradeció al presidente Jimmy Morales y a las autoridades del Ministerio del área. 
“Tenemos la dicha de tener un oficio. Yo aprendí a tejer cuando tenía 10 años, y a los 12 años empecé a ganar dinero para colaborar a mi familia. Les agradezco en nombre de todos”, manifestó emocionada.
Al menos 361 trabajadores y productores guatemaltecos recibieron el documento en un importante acto que contó con la presencia del Presidente y la Primera Dama de esa nación, del vicepresidente Jafeth Cabrera, de los ministros de Educación, Oscar Hugo López; de Economía, Acisclo Valladares;  de Trabajo, Gabriel Aguilera, y de Desarrollo, Carlos Velásquez.
Mujeres y varones con muchos años de experiencia en los sectores de herrería, forja y decoración, fabricación artesanal de botas de cuero, pescador artesanal, tejido a pedal y cocinero profesional fueron reconocidos en sus aprendizajes.
 

De Bolivia a Guatemala
La idea de implementar esta política pública, que reconoce y valora los aprendizajes adquiridos a lo largo de la vida, surgió en una visita del Ministro de Educación del país centroamericano a Bolivia, en julio de 2018, cuando con su homólogo Roberto Aguilar Gómez firmaron un convenio para proyectar y realizar un trabajo conjunto a partir de la asistencia técnica e  intercambio de experiencias educativas.
El objetivo del convenio es  “fortalecer la alianza entre ambos ministerios y establecer mecanismos de coordinación y cooperación para asistencia técnica en el ámbito de la primera infancia indígena, participación social comunitaria en la educación y educación alternativa”, entre los cuales también se consideró la certificación de competencias laborales para jóvenes y adultos.

Apoyo Técnico 
La creación del Sistema de Certificación de Competencias (SCC) en Guatemala fue posible con el apoyo técnico del SPCC de Bolivia, dependiente del Viceministerio de Educación Alternativa y Especial, cuyo responsable, Edwin Lazarte, y su equipo técnico estuvieron asesorando al equipo técnico guatemalteco, que primero visitaron la ciudad de La Paz para conocer las experiencias de manera directa con la certificación de apicultores en Coroico y luego mediante un contacto online permanente para absolver dudas y apoyarlos en la creación del SCC de Guatemala.
En el caso del Estado Plurinacional, esta iniciativa surgió a pedido del presidente Evo Morales, en 2008, como parte fundamental del proceso de descolonización de la educación, para romper con la concepción colonial de que el saber y el conocimiento solo se produce en lo académico, en pleno desconocimiento de lo aprendido en lo que él llamó la “universidad de la vida”, los saberes recogidos de nuestros antepasados y cultivados en la práctica diaria.
Todos estos años, artesanos de varios sectores recibieron sus respectivos certificados que valoran su especialidad.