Opositores no cuestionan bonos ni política económica

Infografía Cambio

 

Fernando del Carpio Z.

Los ocho binomios de oposición habilitados para participar en las elecciones generales del 20 de octubre aún no hicieron conocer su programa de gobierno o propuesta electoral, pero admiten que no eliminarán los bonos sociales, que la política económica se mantendrá, aunque hablan de dar mayor énfasis al sector productivo, y en materia internacional hacen referencia a un acercamiento con Chile, con Estados Unidos, y a fortalecer las relaciones económicas con todos los países.
Si bien no lo admiten, con ello hacen un tácito reconocimiento a los tres ejes de la política que aplica desde hace 13 años el Gobierno dirigido por el presidente Evo Morales, del MAS-IPSP, que volverá a postular en las elecciones del 20 de octubre.
Ningún binomio habla de quitar la Renta Dignidad —pago vitalicio a las personas mayores de 60 años—, el Bono Juancito Pinto dirigido a los estudiantes o el Bono Juana Azurduy para las mujeres gestantes.
En cuanto a la política económica reconocen que la estabilidad está garantizada, y que se debe potenciar al sector productivo privado en lugar del estatal, porque, como refiere el MNR, empresas como Quipus y la textilera Enatex no dieron los resultados esperados. Mientras que Carlos de Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC), habla de aplicar una política extractivista del siglo XXI y no obsoleta.
Tampoco hay cuestionamientos a la política internacional vigente, excepto en el caso de Venezuela porque consideran que entorpece el relacionamiento con los países vecinos.
El Jefe de Estado fortaleció el relacionamiento con países como Rusia, China, India, Turquía y la Unión Europea, en la perspectiva de abrir mercados para los productos nacionales.
‘Hipocresía’
El asambleísta departamental paceño del MAS-IPSP Gustavo Torrico considera que no se trata de hacer la propuesta, sino de mantener la política, y advierte que “hay una hipocresía, porque si le dices a la población ‘voy a cambiar los bonos, voy a reducir la jubilación’, eso hace que nadie vote por vos”.
Podría ocurrir, según Torrico, el efecto Mauricio Macri (presidente de Argentina), que en la etapa electoral prometió aumentar las pensiones y los bonos, y una vez que llegó al gobierno salieron las medidas que se tradujeron en alzas de tarifas de la luz, agua y de los productos de consumo básico.
“El FMI (Fondo Monetario Internacional) tiene una receta para todos, pero no lo van a decir, por lo tanto, hay un tema de engañar al pueblo y hacer todo lo contrario”, afirmó.
Para Torrico, si bien piensan mantener la política social, los bonos y el relacionamiento exterior (excepto con Venezuela), “hay un afán de cambiar al Gobierno, aunque no haya una propuesta alternativa, solo lo contrario, el neoliberalismo”.
Samuel Doria Medina, jefe de Unidad Nacional (UN), que no está en carrera electoral al no haber participado en las primarias y no estar en ninguna alianza, decía: “Se acabó el Estado rentista, la inversión estatal hay que dejarla al empresario privado”. Y esa posición le parecía interesante a Torrico, mientras que ahora “la gente puede ser engañada por una seducción de mantener lo que estamos haciendo, pero cambiando de dirección”.
El principal dirigente de los ‘Satucos’ ve más firme la candidatura de Óscar Ortiz, de Bolivia Dice No, que la de Carlos de Mesa, que “anda con pequeños grupillos, con los citadinos”.
“Ortiz cuando sale lo hace con un piso del 4 al 5% y De Mesa con un techo de 25 a 28% que tiende a caerse. Es un candidato nuevo contrario al MAS, mientras que De Mesa es funcional, timorato y amarillo. La base dura del MAS es 35% y a partir de ahí viene el voto consciente, las perspectivas son buenísimas, vamos a sobrepasar el 51%”, aseveró.
Agenda del Bicentenario
“Nuestra principal propuesta será la Agenda del Bicentenario, que tendrá ejes de desarrollo estratégico para cada una de las regiones y el país. Tendrá un plus con la propuesta de los jóvenes que están enfocados en el tema de tecnología y empleo”, adelantó el diputado del MAS-IPSP Elmar Callejas.
Otra de las premisas es cuidar la estabilidad y diversificar la economía para garantizar la creación de fuentes de empleo sobre todo para los jóvenes.
Las organizaciones políticas están en plena elaboración de sus planes de gobierno, que harán conocer durante la campaña para captar electores.