Moscú: Una acción de fuerza contra Venezuela es posible

Foto:AVN
Miles de venezolanos se movilizan contra la injerencia.

 

RT

Moscú considera que el uso de la fuerza por parte de EEUU con relación a Venezuela no es algo abstracto, sino “una posible realidad”, afirmó la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.
“El tono duro y agresivo del representante de las Fuerzas Armadas (el jefe del Comando Sur de EEUU., Craig Faller) de nuevo confirma nuestros temores: la acción de la fuerza de EEUU en Venezuela no es una abstracción, sino una posible realidad que en Washington se admite”, señaló Zajárova durante una sesión informativa.
NO al USO DE LA FUERZA 
La oficial rusa subrayó que EEUU “continúa ignorando deliberadamente el principio de no uso de la fuerza o la amenaza de la fuerza, en violación de las disposiciones de la Carta de la ONU”. Zajárova manifestó: “Oímos cada vez más sobre la posibilidad de un escenario de uso de la fuerza contra Venezuela”, lo que “se hace con un tono diferente, con argumentos diferentes, cambia como los cubos en un juego. Pero esto no altera la esencia: la retórica agresiva con respecto a un Estado soberano”.
La representante oficial de la Cancillería rusa instó a Washington a abandonar los planes de fuerza hacia Caracas. “A pesar de la complejidad de la situación socioeconómica y humanitaria en Venezuela, no representa amenaza para la estabilidad y seguridad internacional, lo que no se puede decir sobre los ultimátums a un gobierno legítimo y las promesas públicas de usar la fuerza contra un Estado soberano por parte de otros Estados”, afirmó.
Según señaló Zajárova, las sanciones contra Venezuela son una amenaza para la paz, la estabilidad en la región y la situación internacional. La portavoz de la Cancillería se refirió además a las nuevas medidas de castigo de EEUU contra Cuba e insistió en que Moscú se pronuncia en contra de cualquier sanción unilateral.
Zajárova sostuvo que la actual administración de EEUU “resucita la Doctrina Monroe” para suprimir la soberanía de Estados latinoamericanos. “Lo hacen para que la política de esos Estados sea en sus intereses, para aprovechar los recursos riquísimos de la región fuera del ámbito legal legítimo y las normas del derecho internacional, únicamente según su propio criterio” ha abundado.
La doctrina monroe 
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzó la señal más clara de que intenta desempolvar un viejo pilar de la política de su país hacia América Latina que parecía enterrado: la Doctrina Monroe.
“Aquí en el hemisferio occidental estamos comprometidos a mantener nuestra independencia de la intrusión de potencias extranjeras expansionistas”, dijo Trump ante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York.
“Ha sido la política formal de nuestro país desde el presidente (James) Monroe que rechacemos la interferencia de naciones extranjeras en este hemisferio y en nuestros propios asuntos”, agregó. 
Sin explicitar a qué naciones aludía, el Presidente estadounidense refrendaba así una doctrina presentada por Monroe en 1823 contra el colonialismo europeo en el continente, resumida en la frase “América para los americanos”.