Presidente recuerda a FFAA garantizar la soberanía y dignidad del país

Los cadetes del Colegio Militar del Ejército realizan una demostración, durante los actos de homenaje.
Foto: Raúl Martínez Candia

 

Redacción central / Cambio - Edición Impresa ​

El presidente Evo Morales recordó a las Fuerzas Armadas su compromiso de garantizar la soberanía y dignidad de los bolivianos, con principios, valores e ideales sólidos a pesar de las diferencias.

El Jefe de Estado afirmó que si el Ejército y las Fuerzas Armadas de una nación no garantizaran la soberanía y la dignidad, no tendría sentido tenerlas.

“Cualquiera que sea nuestra diferencia ideológica, programática, cultural, social o económica, primero está nuestra dignidad, nuestra soberanía, y por eso en esta gestión organizamos una institución que permita que nuestras Fuerzas Armadas, nuestras instituciones uniformadas tengan valores y fundamentalmente ideales, principios que garanticen esa soberanía y la dignidad del pueblo boliviano”, dijo ayer en el acto de aniversario por los 128 años de reapertura del Colegio Militar del Ejército.

Agregó que, con conocimientos y formación, desde los centros militares y policiales se debe garantizar la integración para la liberación del pueblo.

“Aquí debemos preguntarnos si estamos con el imperio que domina al mundo o estamos con los pueblos para liberarnos de ese dominio internacional”, manifestó.

Acompañamiento castrense 

El Presidente revalorizó además el apoyo que recibió, especialmente del Ejército, cuando decidió nacionalizar los recursos naturales.

“Saludar a nuestros excomandantes, especialmente de la gestión 2006 al 2017 (...) nos hemos organizado para recuperar nuestros recursos naturales y los comandantes del Ejército planificaron una acción para sentar la soberanía”, afirmó.

Datos de la estatal ABI refieren que el Colegio Militar del Ejército nació el 13 de diciembre de 1825, durante la presidencia del Libertador Simón Bolívar, ante la necesidad de contar con una institución capaz de garantizar la libertad y soberanía del territorio recientemente emancipado de la Colonia española.

En julio de 1953 fue nombrado Coronel Gualberto Villarroel, como un justo homenaje a ese insigne militar patriota.

El comandante del Colegio Militar del Ejército, Willy Pozo, ratificó el compromiso de servicio a la sociedad.