La implementación del VAR en nuestro fútbol se esfuma

Dirigentes del fútbol profesional durante la reunión que se celebró ayer en la ciudad de Santa Cruz.
Prensa FBF

La Paz / Cambio
La implementación del VAR (Árbitro Asistente de Video) en el fútbol boliviano a corto plazo se desvanece porque las condiciones no están dadas para cumplir ese objetivo.
La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) no cuenta con el dinero que se requiere y tampoco se formalizó el ofrecimiento que hizo Marcelo Claure a través de su cuenta de Twitter porque ni él ni su representante (Dardo Gómez) asistieron ayer a la reunión de la División Profesional, a la que fueron invitados para oficializar su compromiso de costear con el gasto total de la implementación del VAR.
El consejo del fútbol profesional se realizó en Santa Cruz con la asistencia de delegados de los 14 clubes. Bolívar fue representado por Álex Montaño y Rodrigo Quiroz.
“En la reunión esperábamos contar con la presencia de Marcelo Claure o su representante, Dardo Gómez, pero no llegó ni el uno ni el otro, por lo que no se tuvo ninguna respuesta, aclaración u oferta oficial”, dijo el director ejecutivo de la FBF, Freddy Téllez. 
Ante esta situación, la Federación tomará en las próximas dos semanas una decisión de qué es lo que se puede hacer y cómo se pueden conseguir los recursos para la implementación del VAR en el fútbol nacional.
Sin embargo, subrayó que del mantenimiento y su uso se encargarán los clubes.
OFERTA DE DOS EMPRESAS
En la previa a la reunión, Luis Eduardo Pinzón, ejecutivo de la empresa colombiana Tecnoamericans, y Claudio Martins, de la española Mediapro, explicaron los alcances de la implementación y utilización del sistema.
“La ejecución del VAR tiene que ser certificada por la FIFA, y la de Colombia, que no tiene el aval (está en trámite), cobraría por partido 2.500 dólares; mientras que la ibérica, que cuenta con certificación, alcanzaría a 5.000 dólares por juego. Para el fútbol boliviano es un costo muy alto. Hay clubes que ni siquiera pueden recaudar para cancelar a los árbitros; entonces lo veo difícil y complicado”, añadió.
Precisó que entre el torneo Apertura y Clausura se juegan 364 encuentros, que multiplicados por 5.000 da un monto global de 1.820.000 dólares por temporada.
El trabajo del VAR se desarrollaría a través de unidades móviles, tal cual se hace en las transmisiones del fútbol, porque no existe fibra óptica en los ocho estadios habilitados, con la condicionante de que no se pueden reprogramar o postergar encuentros.