Evo anuncia maternidades para ciudades intermedias

En octubre del pasado año, el presidente Evo Morales entregó este moderno hospital de segundo nivel en Punata.
Foto: Archivo

 

Juan René Castellón – Edición impresa

El presidente Evo Morales anunció ayer un nuevo plan para el área de salud con miras a la Agenda del Bicentenario. Dijo que habrá un programa destinado a la construcción de hospitales para madres y niños en las ciudades intermedias del país. 

“Siento que hay que complementar el tema del materno infantil. Eso va a ser otro programa porque en ciudades intermedias o regiones importantes, en La Paz por ejemplo, en Caranavi, Yungas, tiene que haber un hospital, no sé si de segundo o de tercer nivel, un materno infantil”, indicó en una entrevista concedida al programa El pueblo es noticia de la red Patria Nueva.

Explicó que esta propuesta aún no está en un programa, pero que se ejecutará “con miras al bicentenario”.

Desde 2015 se ejecuta en el país el Plan de Hospitales, que contempla la construcción de 49 nosocomios de segundo, tercer y cuarto nivel en todas las regiones.

Este proyecto tiene un financiamiento de 2.000 millones de dólares, provenientes del Tesoro General de la Nación (TGN) y de créditos externos.

El nuevo planteamiento del Presidente es independiente de este. “Al margen de tanta inversión en tema de hospitales de segundo, tercer y cuarto nivel, garantizados con más de 2.000 millones de dólares, siento que hay que complementar con el materno infantil”, explicó en El pueblo es noticia.

También hizo recuerdo que su gobierno ha invertido en la creación de nuevos espacios laborales para los galenos. Dijo que en 180 años el país solo tenía 16.000 ítems y que en 13 años de su gestión se han creado otros más de 17.000 puestos de trabajo para el área de salud.

Al explicar su nuevo plan de maternidades, detalló que estas deben estar ubicadas en ciudades intermedias que ya cuentan con gran población, como Caranavi, Riberalta, Yacuiba y el trópico de Cochabamba.

En Riberalta, detalló, tiene que haber uno, porque no solo beneficiará a su población, sino a la de los municipios aledaños y de Pando, “que está cruzando el río”.

Dijo que el objetivo de su iniciativa es reducir la mortalidad materno-infantil.

Hasta el momento, en su gestión —gracias a programas como el Bono Juana Azurduy de Padilla— esos indicadores bajaron de manera considerable. Por ejemplo, la tasa de mortalidad infantil para niños de cinco años disminuyó de 75 por cada mil nacidos vivos en  2003 a 29 en 2016, y de 54 a 24 en niños menores de un año en el mismo período, según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud, que es aplicada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Anhela implementar chequeos médicos obligatorios

El presidente Evo Morales ratificó ayer su planteamiento de instaurar en el país el chequeo médico obligatorio durante el día del cumpleaños de cada uno de los bolivianos.

“De verdad, yo sueño que en  algún momento, cuando  los centros integrales de salud, hospitales de segundo nivel tengan equipamiento y donde estén especialistas, obligatoriamente cada hermano, hermana, tenga que ir a un chequeo, llamado estudio, diagnóstico o análisis”, indicó en una entrevista con la red Patria Nueva.

Explicó que esta iniciativa es  necesaria en el país porque los bolivianos tienen la mala costumbre de acudir a los galenos solo cuando “ya no soportamos el dolor”.

Destacó que el chequeo médico es sumamente beneficioso para “cuidar y salvar la vida” de las personas; puso el ejemplo de que dos ministros fueron “salvados solo con la prevención”.

Esta nueva política, cuyo proyecto de ley está siendo redactado por el Ministerio de Salud, forma parte del Sistema Único de Salud (SUS), que fue instaurado en el país desde el 1 de marzo en los tres niveles de atención médica.