Hidrocarburos, litio, hierro y agro impulsan la economía

Infografía: Franz Rosas

 

Freddy Choque /Cambio – Edición impresa

Con la nacionalización e industrialización de los recursos naturales, más el incentivo al sector agroindustrial, Bolivia ve fortalecida su economía, que en los últimos años la llevó a posicionarse como el país con mayor crecimiento en la región.

La nacionalización de los hidrocarburos, medida asumida el 1 de mayo de 2006, fue el paso fundamental para el impulso y desarrollo económico del país hasta consolidar la industrialización de gas natural con la conclusión y funcionamiento de la Planta de Urea y Amoniaco en Bulo Bulo, Cochabamba, y el complejo industrial de cloruro de potasio en el salar de Uyuni, Potosí.

A estos proyectos ya consolidados se suman la industrialización del hierro en el Mutún, Santa Cruz; los salares de Pastos Grandes y Coipasa en Potosí y Oruro, la construcción de la Planta de Propilelo y Polipropileno en Tarija y la apertura de nuevos mercados para la exportación de gas, soya, carne de res y quinua.

Como resultado de esta política, el tamaño del Producto Interno Bruto (PIB) nacional registró un salto histórico en el período 2005-2018 al pasar de $us 9.574 millones a $us 40.000 millones, por lo que por seis años fue la economía de mayor crecimiento en Sudamérica.

Además se logró recaudar $us 37.484 millones por concepto de renta petrolera, dinero que se distribuyó en obras y programas sociales para mejorar la vida de los bolivianos.

Mayor inversión

El presidente Evo Morales destacó que el crecimiento y fortaleza financiera de Bolivia están basados en los recursos naturales renovables y no renovables, metálicos y no metálicos, y los hidrocarburos. “Ahora vamos a incorporar el tema energético y agropecuario”, dijo.

Apuntó que se continuará invirtiendo en el área hidrocarburífera con la perforación de 26 nuevos pozos de exploración, que incluye la cuenca Madre de Dios, en los departamentos de Pando, Beni y el norte de La Paz. “Estudios demuestran que es potencial en petróleo, no tanto en gas”, acotó.

Además, acotó que este año se incorporarán 4 millones de metros cúbicos (MMmc) de gas natural a los mercados interno y externo, ya que se encontró un megacampo en el pozo Buyuy-X2 de Tarija.

“La producción de gas está garantizada, este año vamos a ingresar al área de la petroquímica con la construcción de la Planta de Propileno y Polipropileno, en Tarija, que demandará $us 2.200 millones, y la planta de metanol, que estará al lado de la de urea en Cochabamba, proyecto que costará $us 40 millones”, dijo.

En materia de exportación de gas, el Jefe de Estado recalcó que los mercados de Brasil y Argentina están garantizados y que se negocia con Perú y Paraguay.

A estos se suma India, que está interesada en comprar gas natural licuado (GNL) boliviano. Este tema será analizado en un encuentro bilateral que se realizará los siguientes días en Santa Cruz. En ese marco, Morales afirmó que el Gobierno trabaja en proyectos de exploración, explotación, producción, industrialización y exportación de hidrocarburos a otros continentes para seguir mejorando la economía nacional.

Bolivia construye una industria integral del litio con 40 plantas y socios estratégicos

El Gobierno nacional logró acuerdos para establecer una industria integral del litio en Bolivia, con la construcción de más de 40 plantas y el apoyo de socios estratégicos como Alemania y China, destacó el presidente Evo Morales.

Detalló que el proyecto para industrializar el litio boliviano involucra la edificación y puesta en marcha de 14 plantas principales, 20 industrias de insumos y siete de subproductos. “Para las 14 plantas está garantizado, entre Bolivia, China y Alemania, $us 4.400 millones”, dijo.

Bolivia es el mayor poseedor de litio en el mundo, con una reserva certificada de 21 millones de toneladas métricas en el salar de Uyuni de Potosí, sin contar los recursos del salar de Pastos Grandes, en el mismo departamento, y de Coipasa, en Oruro.

“Con las 14 factorías concluidas estimamos ingresos anuales por $us 5.000 millones. Yo siento que Bolivia tiene mucho futuro aprovechando sus recursos naturales. Si desde la fundación de la República distintos gobiernos, sean liberales, militares, neoliberales, le hubieran dado importancia a nuestros recursos naturales, Bolivia sería una potencia mundial”, agregó Morales.

Según los datos de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), tales emprendimientos forman parte del proyecto de industrialización de los recursos evaporíticos, que comprende tres fases: la piloto, plantas industriales de cloruro de potasio y carbonato de litio, y finalmente la fabricación de baterías.

En febrero de este año, YLB y la empresa china Xinjiag Tbea Group-Baocheng firmaron, en Oruro, un acuerdo preliminar para la industrialización de los salares de Coipasa y Pastos Grandes, que contempla la construcción de cinco plantas industriales. El Presidente informó que en este proyecto se invertirán $us 1.320 millones.