Estudiantes de Warnes estrenan el colegio Carmelo Durán Mejía

Fachada de la nueva infraestructura entregada en Warnes.
Foto: Vicepresidencia del Estado

 

Víctor Hugo Chambi O. / Cambio - Edición Impresa ​

Los estudiantes de la urbanización Integración del Norte, del municipio de Warnes, Santa Cruz, estrenaron la nueva infraestructura de la unidad educativa Carmelo Durán Mejía, que ayer entregó el vicepresidente Álvaro García Linera.

En la oportunidad, exhortó a la juventud de esa región cruceña a practicar la lectura, mejorar su aprovechamiento y acceder a becas internacionales.

“Quiero que lean mucho (…) Esta nueva juventud es una juventud privilegiada, hoy tienen esta belleza (la edificación), tienen un colegio de lujo, y yo quiero estudiantes de lujo, quiero cerebros de lujo y eso se consigue con gente que lee y que estudia” para acceder a becas internacionales y profesionalizarse, “es el mejor homenaje al gran profesor Carmelo Durán”, agregó la autoridad en el acto de entrega de la infraestructura.

Indicó que para obtener una beca “no se necesita dinero, sino utilizar bien el cerebro, es un tema de la capacidad y del esfuerzo por aprender. Yo quisiera que los que se van al extranjero a estudiar con becas sean de Warnes, es un tema de disciplina y esfuerzo mental”. 

La construcción de esta moderna infraestructura, que consta de 12 aulas, cuatro baterías de baño (dos para varones y dos para mujeres), una sala de biblioteca, dos laboratorios, una sala de computación, un salón múltiple, ambientes para la dirección, una secretaría, un minicoliseo, una cancha polifuncional y muro perimetral, demandó una inversión de 6.099.477 bolivianos.

En la oportunidad, García Linera planteó un reto a los profesores para que sus estudiantes salgan con conocimientos y accedan a becas internacionales, específicamente en Francia, con el fin de estudiar una licenciatura, ya que existe la disponibilidad de éstas, pero los jóvenes no acceden a ellas por la falta de formación, especialmente en Física, Matemáticas y Química.

Por ello, el Gobierno construyó más de 5.000 unidades educativas modernas en todo el país, los profesores reciben una mejor remuneración y todos son licenciados, por lo que les pidió ser más exigentes con el rendimiento de sus estudiantes, “se necesita tener compromiso y voluntad de estudiar”, agregó.

Finalmente, indicó que todo lo que hace el Gobierno es “para que los jóvenes conduzcan Bolivia, produzcan en Bolivia” y coadyuven a su desarrollo.