Energía, una variable geopolítica para integrar al hemisferio

Foto: Archivo
El gasoducto Bolivia-Brasil constituye un eje integrador en Sudamérica.

 

LA ÉPOCA

Las puertas de Bolivia permanecen abiertas a la integración sudamericana en la esfera de los hidrocarburos y la energía, afirmó en entrevista exclusiva a Prensa Latina Luis Alberto Sánchez, ministro del área del Estado Plurinacional.

“En estos últimos meses, el concepto de la integración energética ha cambiado radicalmente. Hoy no importa de dónde es la molécula, si es boliviana, brasileña o de Argentina, sino que se trata de una región que hace todos los esfuerzos para tener mayor rentabilidad en la venta, la exportación”, explicó Sánchez a esta agencia de noticias.

Describió que ahora se unen varios países de la región con grandes potenciales de producción en busca de un nuevo mercado de la zona y del mundo a través del gas natural licuado (GNL) o del SWAP (entendimiento de intercambio financiero en el que una de las partes se compromete a pagar con cierta periodicidad una serie de flujos monetarios a cambio de recibir otros de la contraparte).

Sánchez recordó que hace pocas semanas firmó un acuerdo con el ministro de  esa cartera argentina para incrementar los precios del gas, en verano 15% más y en invierno 64%.

Tenemos interés en entrar al mercado privado de Argentina, detalló el titular, “también de exportar energía eléctrica y gas natural licuado (GNL) a través de la costa de esa nación, avances muy importantes, lo que significará muchos ingresos para el país”.

Indicó que la reciente rúbrica de varios acuerdos con Paraguay es otro acontecimiento importante.

“Firmamos con seis empresas la venta de exportación de gas licuado de petróleo a Paraguay, país que consume el 95% del GLP boliviano, así como acuerdos también para mayores volúmenes de urea”.

La autoridad energética hizo mención también al reciente acuerdo que suscribieron los presidentes de Bolivia Evo Morales y del Paraguay Mario Abdo Benítez, en la ciudad de Oruro.