Bolivia y Grecia apuestan por diálogo para evitar escalada de crisis venezolana

Foto: Freddy Zarco
El Jefe de Estado entregó a Tsipras un ejemplar de El libro del mar.

 

ABI / Cambio

El  presidente de Bolivia, Evo Morales, y el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, coincidieron el viernes en que la única salida a la crisis política que vive Venezuela es el diálogo, que conduzca a unas elecciones libres y democráticas, lejos de la intervención de fuerzas externas.

“Nos hemos puesto de acuerdo con el presidente Evo (Morales) de que la única perspectiva en los días venideros es el diálogo, el diálogo entre todas las partes. Gobierno y oposición tienen que sentarse alrededor de la misma mesa de diálogo para evitar la escalada de la crisis, y a lo mejor una guerra civil”, dijo Tsipras en conferencia de prensa conjunta con Morales luego de una reunión bilateral que sostuvieron ambos en la Mansión de Máximos en Atenas.

Venezuela vive una crisis política, según sus gobernantes, alentada por Estados Unidos que, a título de ‘ayuda humanitaria’, entre otras medidas, busca intervenir ese territorio rico en petróleo.

Tsipras se pronunció en contra de la opción militar y dijo: “Nosotros también vamos a ser activos en el período venidero y seguiremos estando contra la solución bélica y la intervención militar, porque estamos a favor de la fuerza y de la soberanía de los pueblos”.

Sin solución

Por su parte, Morales aseguró que donde hubo intervenciones nunca hubo soluciones y citó como ejemplo a Libia e Irak.

“Sé que hay preocupación en el mundo sobre Venezuela, pero repasemos la historia, donde ha habido intervenciones, como a Libia, como a Irak, nunca ha habido soluciones, ni a temas sociales, menos a las democracias, y la única forma de resolver es con el diálogo”, mencionó.

El Presidente de los bolivianos saludó las “enormes” coincidencias con algunos países de Europa, en este caso con Grecia, de apostar al diálogo para buscar soluciones.

Respaldo

Embajadores de los países que conforman la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), además de Rusia, China, Irán, El Salvador y Turquía, expresaron a principios de semana, en una reunión realizada en la ciudad de La Paz, su “apoyo irrestricto” al gobierno del presidente de Venezuela Nicolás Maduro. Las autoridades apostaron por la paz en la región y el respeto al derecho internacional, informaron fuentes institucionales. 

Los diplomáticos expresaron también su repudio frente al “nuevo ataque de sabotaje a la central hidroeléctrica de El Guri, con el objetivo de socavar todo intento por parte del Gobierno venezolano de lograr la estabilización de la economía y frenar el cuadro insurreccional promovido por Estados Unidos.

El secretario general del ALBA, el boliviano David Choquehuanca, dijo que la situación de Venezuela, frente a los ataques recientes, no está aislada.

“Hoy  en día están en riesgo muchas democracias, varias soberanías, la independencia de los Estados y, por supuesto, el derecho internacional”, advirtió Choquehuanca.

Frente a esta situación “necesitamos que los pueblos se escuchen; nuestros presidentes necesitan (conocer de la existencia de) muchos problemas en el mundo”, alertó la autoridad.

El encuentro optó asimismo por establecer un plan de trabajo destinado a “proponer iniciativas que tengan como fin fortalecer la paz ante todo”, declaró Choquehuanca a modo de anticipar decisiones que se tomarán.