García Linera advierte sobre los que quieren destruir Bolivia

El Presidente en ejercicio durante su discurso en el evento que se realizará hasta el domingo, en Cobija.
Foto: Vicepresidencia del Estado

 

Redacción central / Cambio - Edición Impresa ​

El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, advirtió ayer no solo a los trabajadores petroleros, sino al pueblo, sobre el peligro de quienes “quieren volver para destruir Bolivia, que nuevamente quieren convertir a Bolivia en un país mendigo”.

Así se refirió en la inauguración del XVII Congreso Nacional de los Trabajadores Petroleros de Bolivia, que se realiza en Cobija, Pando.

“Estos 10, 12 años, demostramos que Bolivia no es mendiga, que Bolivia es rica, que somos gente trabajadora, que sabemos generar nuestro alimento y nuestra riqueza, pero otra vez quieren que bajemos la cabeza, otra vez quieren que nos arrodillemos; fuerzas externas quieren otra vez que levantemos la mano para pedir créditos, dinero y alimento”, aseveró.

En ese marco, instó al sector petrolero reunido en su congreso a reflexionar y “decir de manera contundente, no señores, aquí están los trabajadores bolivianos con dignidad para defender lo que es nuestro, que ese gas y ese petróleo que está ahí bajo la tierra es nuestro, no es de los extranjeros”. 

Resaltó que la nacionalización de los hidrocarburos (1 de mayo de 2006) posibilitó que haya bonos,  rentas y recursos para colegios y hospitales que “tienen que seguir siendo para Bolivia y no para los extranjeros”.

“Nuestras industrias, nuestras refinerías, nuestras fábricas, nuestras empresas que con tanto esfuerzo construimos estos 13 años no las vamos a rifar a los extranjeros, son de los bolivianos, son de la patria boliviana, y Bolivia no está en venta, hay que hacer entender a esos señores que Bolivia no está en venta, que Bolivia se respeta”, declaró.

Privatizadores

En su discurso, García Linera aludió, sin mencionarlos, a algunos candidatos de la oposición, entre ellos a Carlos de Mesa, de Comunidad Ciudadana, quien habló de “acabar con el rentismo”.

Explicó que en 2018, la renta petrolera fue de 2.200 millones de dólares, y “cuando dicen ‘hay que acabar con el rentismo’, hay que acabar con estos $us 2.200 millones para Bolivia, ¿para entregarlo a quién?, ¿quién se va a quedar con estos $us 2.200 millones si dicen que hay que acabar con el rentismo? Seguramente para entregar a sus amigotes de las empresas extranjeras, de los países extranjeros, como lo entregaron hace 20 años, y lo dicen públicamente”. Víctor Hugo Cárdenas, vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997) y candidato de Unidad Cívica Solidaridad (UCS), dijo que está orgulloso de haber participado en la privatización, con “el que se sembró el gas y al gobierno actual le quedó la cosecha”.

Al respecto, García Linera dijo que “hay algún político que ha dicho que no se arrepiente de haber privatizado YPFB en los años 90, que no se arrepiente de haber convertido a YPFB de 5 mil trabajadores en 200”.

Tarajchis

Al alertar sobre estas peligrosas intenciones, afirmó que ni él ni el presidente Evo Morales están “dispuestos a aceptar que  destruyan Bolivia”.

“No estamos dispuestos a aceptar que unos tarajchis (aves que se adueñan de nidos) que no hicieron nada cuando gobernaron, ahora quieran destruir este nido cálido que hemos construido para todos los bolivianos, no, no es tiempo de tarajchis, no es tiempo de lagartos, no es tiempo de vendepatrias ni es tiempo de destructores de la dignidad nacional”, añadió.