Venezuela acusa a EEUU de atentado a tanques de PDVSA

La explosión de los tanques provocó daños irreversibles en la infraestructura petrolera de la faja del Orinoco.
Foto: Prensa Latina

 

Agencias / Cambio - Edición Impresa ​

El ministro de Petróleo y presidente de PDVSA, Manuel Quevedo, responsabilizó a Estados Unidos de un incendio que ocurrió el miércoles a mediodía en las instalaciones de Petro San Félix, una empresa mixta que opera en la faja petrolífera del Orinoco.

Para el ministro, “EEUU también decidió despojar a Venezuela de sus recursos petroleros a cambio de respaldar a Juan Guaidó”.
Previamente, el gobierno de Nicolás Maduro acusó a Washington de anunciar y dirigir la guerra eléctrica contra su país.

Lo que sucedió fue una explosión en el patio de tanques de la empresa Petro San Félix, en el bloque Junín de la faja petrolífera del Orinoco, al este del país, según informes preliminares de las autoridades venezolanas.

La información que se tiene sobre el campo es que los tanques incendiados tenían 80 mil litros de capacidad. 

El atentado, sin embargo, no dejó víctimas humanas, pero sí graves daños a la infraestructura de las instalaciones de la factoría hidrocarburífera, informaron las agencias internacionales.

RESPONSABLES

El Ministro de Energía responsabilizó ayer de los hechos al senador estadounidense Marco Rubio y al diputado opositor y autoproclamado presidente de Venezuela Juan Guaidó. 

“#13Mar @Marco Rubio ordenó más violencia en Venezuela. La derecha y su marioneta Juan Guaidó arreciaron las incursiones terroristas en contra de PDVSA. Atacaron los tanques de almacenamiento de Petro San Félix para afectar la producción petrolera. Vendepatrias!!!”, publicó Quevedo en su cuenta de Twitter.

La explosión en el bloque Junín suma antecedentes a lo que sucedió la última semana con las redes eléctricas venezolanas, cuando estas colapsaron tras una avería en Guri, planta hidroeléctrica que proporciona el 80% del consumo fluido de Venezuela, como consecuencia de un ataque informático al sistema de control automatizado de la central.

El apagón afectó a los 23 estados del país. Según denunció el ministro de Información, Jorge Rodríguez, Washington sabía de antemano lo que iba a ocurrir con el sistema eléctrico y lo confirmó cuando reaccionaron en cadena en la Casa Blanca.