García Linera: La oposición quiere volver al gobierno para destruir Bolivia y lo han dicho públicamente

Álvaro García Linera durante su discurso en el XVII Congreso de Trabajadores Petroleros en Cobija, Pando.
Foto: Vicepresidencia

 

José Guzmán/Cambio Digital

El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, expresó que los políticos de la oposición han anunciado “públicamente que si vuelven al gobierno van a destruir todos los logros que consiguió Bolivia para regalar la plata y los recursos a los extranjeros”.

“Hay políticos de oposición que dicen que hay que acabar con el rentismo. Yo veo que la renta petrolera es $us 2.200 millones y se distribuye a la población, a los municipios para construir hospitales, carreteras, escuelas; hay gente que quiere entregar esos recursos a empresas extranjeras, lo dicen en la calle, sin ninguna vergüenza”, aseveró García Linera durante la inauguración del XVII Congreso Nacional de Trabajadores Petroleros de Bolivia en Cobija, Pando.

Dijo que el retorno al gobierno de “quienes ya tuvieron su oportunidad de gobernar y no hicieron nada” significaría la devaluación de la moneda nacional, incrementar los precios de la energía eléctrica y el fin de los bonos y de las empresas estratégicas nacionales.

“Quieren volver para destruir Bolivia, de regresarla a ese país mendigo que nos dejaron… que ese país que crece y crece caiga nuevamente al precipicio. En 13 años hemos demostrado que no somos mendigos, sino que Bolivia es rica, que somos trabajadores, que sabemos generar nuestros ingresos y no vamos a permitir que vendan a nuestra patria de nuevo a las empresas extranjeras”, manifestó.

La autoridad pidió a los trabajadores petroleros que defiendan a la nación porque ellos son el motor de la economía del Estado y quienes generan recursos que llegan directamente a los bolivianos.

“Recuerden hermanos, a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) la dejaron en los suelos, redujeron a su mínima expresión a nuestra empresa con una producción anual de $us 120 millones, la dejaron con 300 trabajadores porque todo lo explotaban las compañías extrajeras; sin embargo, ahora nuestra estatal petrolera tiene más de 5.000 trabajadores y genera $us 2.200 millones, y de ninguna manera vamos a permitir que ellos vuelvan a tomar el control”, aseveró.