El Tigre jugó y mereció más

Goles son amores

Ricardo Bajo H.

Columnista / Cambio Deportivo

El Tigre jugó y mereció más

Introducción: Bolívar llega mejor (y más descansado) que The Strongest. La “Academia” está por encima en la tabla (tres puntos) con una racha de victorias (y una única derrota en las once fechas del torneo). El Tigre está más urgido, tiene ya cuatro partidos perdidos y no puede permitirse otro tropiezo, se juega más. Escobar coloca de nuevo a Machado de lateral derecho y a Veizaga, de cinco (Wayar no entra en la convocatoria). Arriba se la juega por Campos para acompañar a Reinoso y Blackburn. En el medio aparecen los dos magos, Castro y Ramiro Vaca. Vigevani sorprende a la hora de elegir al juvenil y opta por el ex Boca, Joel Fernández. El argentino dispone un 4-2-3-1 para atacar por los costados con Arce y Callejón junto a la media punta de Pereyra Díaz y el nueve Riquelme.
Nudo: la primera parte (1-0) va a ser celeste con una gran noche de Arce. Bolívar juega al contragolpe, de forma veloz, metiendo pelotas a las espaldas de los dos zagueros stronguistas. Ortiz y Marteli. El Tigre tiene la pelota pero no hace daño. El partido es de ida y vuelta, trabado, desprolijo con muchas tarjetas amarillas, ante un Siles totalmente abarrotado.
Desenlace: la segunda parte va a ser totalmente gualdinegra. El “Toro” Blackburn (a ratos apático, a ratos letal) aparece para empatar y colocar el partido listo para una remontada justa. El Tigre juega con el puñal entre los dientes, muerde y presiona arriba, encierra a la “Academia”. Vigevani se muestra paralizado en la banca. Saca al “Pitbull” Fernández (tarde) pues el lateral izquierdo es un coladero. Hasta Machado se anima a subir y colocar centros medidos. El Tigre es un vendaval, atropella y solo falla en los últimos centímetros (¿entró tarde Henry Vaca?). El punto tiene sabor a gloria para un Bolívar fulminado; el punto deja un sabor a poco para un The Strongest que jugo más y mereció mucho más. Queda toda la segunda vuelta y al líder Nacional Potosí (el gran beneficiado) le gusta este empate.