Empresa de fertilizantes sube demanda de urea y potasio

Foto: Archivo
La urea que se produce en la planta de Bulo Bulo, en Cochabamba, a cargo de YPFB.

 

Maribel Condori Monrroy - Cambio

Este año, la Empresa Estratégica de Producción de Abonos y Fertilizantes (EEPAF) proyectó vender a los pequeños productores 7.000 toneladas (t) de urea y 3.000 t de cloruro de Potasio fabricadas en las plantas de Bulo Bulo, en Cochabamba, y Uyuni, en Potosí. 
El gerente de la EEPAF, Remmy Gonzales, informó a Cambio que en 2018, la firma estatal comercializó 5.000 t de urea y 2.000 t de cloruro de potasio a los productores agropecuarios del país.

Tomando en cuenta la demanda y los aspectos logísticos como el transporte, la entidad solicitará este año mayores volúmenes de ambos fertilizantes para comercializar tanto en la campaña agrícola de verano como en invierno. 

“Creo que por lo menos requeriremos unas 7.000 toneladas de urea para la producción de trigo en la campaña de invierno (…) El Gobierno, a través de Emapa, determinó el precio que pagará por el trigo, entonces eso crea expectativas y significa incremento de venta de urea”, manifestó Gonzales.

Señaló que la firma entrega el agrofertilizante a un precio promedio de aproximadamente $us 400 la t. 

Respecto al cloruro de potasio, indicó que la EEPAF solicitará 3.000 t, ya que este fertilizante es requerido principalmente en la campaña agrícola de verano para los cultivos de soya y arroz. 

La institución ofrece este tipo de insumo a Bs 140 el quintal y entre $us 300 y $us 320 la t.

“Hay bastante aceptación de parte de los pequeños productores en el consumo tanto de urea como del cloruro de potasio, ante todo por los precios, que están más baratos que afuera”, señaló el gerente de la firma.

Además de comercializar cloruro de potasio y urea, la EEPAF produce y vende variedades de abonos y fertilizantes para mejorar y aumentar la producción de los pequeños agricultores del país.

Bolivia industrializa dos tipos de fertilizantes

La Planta Industrial de Cloruro de Potasio, inaugurada el 7 de octubre en el salar de Uyuni, en Potosí, produce por día 300 t de fertilizante agrícola para el consumo del mercado interno y la exportación.

En el caso de la urea, el complejo petroquímico de Bulo Bulo, en Cochabamba, fue inaugurado en septiembre de 2017 y tiene la capacidad de producir 2.100 t por día, de cuyo volumen alrededor del 20% es para cubrir la demanda interna y el 80% para la venta al exterior.

 Con ambos complejos productivos, el país ingresó a la era de la industrialización de fertilizantes.