En Haití retornan las protestas en contra del Presidente

Foto: Telesur
La ciudadanía haitiana exhorta a la comunidad internacional a fungir como mediadora.

 

Telesur

La coalición de partidos de oposición de Haití, encabezada por el Sector Democrático y Popular, llamó ayer a una manifestación contra el gobierno de Jovenel Moise y su gabinete, que fueron acusados de corrupción y un manejo inadecuado del presupuesto del Estado.

Esta convocatoria fue anunciada en rueda de prensa por el vocero de la organización política sindical popular Konbit, Patrick Joseph, quien destacó el objetivo de visibilizar la inseguridad que vive el pueblo haitiano en la actualidad.

“Iniciaremos una importante movilización para denunciar la incapacidad de los líderes haitianos con el fin de garantizar la seguridad de la población”, señaló.

“La comunidad internacional debe entender que con Moise el país no tendrá estabilidad política”, expresó André Michel, portavoz del Sector Democrático y Popular.

El gremio de educadores de Haití se pronunció contra la injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos de la nación caribeña.

El coordinador general del Sindicato Nacional de Maestros Normales Haitianos, Josué Mérilien, condenó la intervención de Washington y exhortó a la ciudadanía a acompañarlos en las protestas.

Los cinco sujetos ligados al poder militar estadounidense fueron enviados de regreso a EEUU después de que el Gobierno de esa nación, a través del Departamento de Estado, reconociera que los inculpados pertenecieron a la fuerza militar estadounidense.

En este sentido, las fuerzas policiales de Puerto Príncipe, capital haitiana, detuvieron a estos ciudadanos estadounidenses que portaban armas de alto calibre y conducían vehículos sin placas.

“Vamos a sacar a este poder corrupto que sólo quiere acabar con lo que queda en el país”, señaló en la semana André Michel, del Sector Democrático y Popular, que agrupa a varios líderes de la oposición y organizaciones sociales. También denunció que los siete extranjeros y un haitiano, detenidos esta semana por posesión ilegal de armas de guerra, son mercenarios que estaban en el país para trabajar para el Gobierno y que presuntamente tenían en su mira a dirigentes de la oposición.

Son cinco estadounidenses, dos serbios y un haitiano, quienes, de acuerdo con la Policía, tenían en su poder varias ametralladoras, pistolas, chalecos antibalas, drones y teléfonos satelitales, entre otros equipos.

Mientras tanto, Moise se reunió con el expresidente Jocelerme Privert para tratar de iniciar un diálogo con el fin de sacar al país de la seria crisis económica y política que atraviesa.

Fuentes del Palacio Nacional informaron que el Jefe de Estado se reunió también con empresarios agrupados en el Foro Económico.

El 7 de febrero, en coincidencia con el segundo aniversario de la llegada de Moise a la presidencia, se iniciaron violentas protestas en Haití que duraron toda la semana y causaron al menos nueve muertos, en medio de una severa crisis económica que se agravó este año por una fuerte depreciación del gourde, la moneda oficial, y por los fallos en el suministro de electricidad derivados de la escasez de combustibles.