[Opinión] Bolivia recibirá más ingresos por el gas que se vende a Argentina

 

Willy Franz Acarapi Sullca

Con la firma de la adenda al contrato de compraventa de gas natural entre Bolivia y Argentina, suscrito el jueves en la ciudad de Santa Cruz, a partir de este año, el Estado Plurinacional recibirá más de $us 400 millones adicionales por la exportación del hidrocarburo al mercado vecino.

El documento, que rubricaron YPFB Corporación y la empresa Integración Energética Argentina SA (IEASA), exEnarsa, define los volúmenes que se comercializarán en las estaciones de verano (enero, febrero, marzo, abril, octubre, noviembre y diciembre) y de invierno (mayo, junio, julio, agosto y septiembre).

En verano, si la nominación de Argentina es menor a 10 millones de metros cúbicos por día (MMmcd), el precio se mantendrá en $us 6,24 el millar de la unidad térmica británica (BTU por sus siglas en inglés), pero si es mayor a ese volumen, el valor aumentará en 15% y se pagarán $us 7,18 por el millar de BTU. 

Para el caso del invierno se estableció el precio promedio del gas natural licuado (GNL) de 2018, que fue $us 10,3 el millar del BTU, con nominaciones firmes de 16 MMmcd de gas para mayo y septiembre, y 18 MMmcd para junio, julio y agosto.

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, destacó este hecho porque el Estado Plurinacional consolidó los precios más altos de exportación de gas al mercado argentino en la historia del país.

La autoridad explicó en octubre de 2018 que en el marco del contrato, Bolivia debe enviar 5,2 trillones de pies cúbicos (TCF por sus siglas en inglés) de gas hasta 2026, del cual se entregaron 1,5 TCF y restan 3,7 TCF, volumen que está garantizado con las reservas nacionales certificadas —por la canadiense Sproule International Limited— que tiene el país y que alcanza a 10,7 TCF.