Rada: Mesa reconoce en su propio testimonio que fue actor principal de ‘febrero negro’ de 2003

El viceministro Alfredo Rada y algunas de las víctimas de 'febrero negro'.
Foto: José Lirauze

 

ABI

El viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, Alfredo Rada, afirmó el lunes que el expresidente, Carlos Mesa, reconoció en un artículo denominado 10 años después que fue "actor principal" en el fatídico ‘febrero negro’ de 2003, que se saldó con la muerte de 36 personas y más de 200 heridos.

"Durante este tiempo Carlos Mesa ha querido presentar (...) presentarse como un actor secundario en esta trama y en realidad su propio testimonio, que nos relata incluso la llamada que hizo Gonzalo Sánchez de Lozada desde una habitación del Palacio Quemado al secretario del tesoro de Estados Unidos para pedirle apoyo económico, nos está mostrando que era un actor de primera relevancia, no era por tanto un actor secundario", dijo en una rueda de prensa dictada en la Casa Grande del Pueblo.

En conferencia de prensa, Rada recordó los hechos que enlutaron a los bolivianos tras un enfrentamiento entre militares y policías, que se acuartelaron en rechazo a un ‘impuestazo’, que quería imponer el entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, del que Mesa fue su vicepresidente ese año.

El 11 de febrero de 2003 se desató un motín policial contra esa medida económica dictada por Sánchez de Lozada y Mesa, denominada como ‘impuestazo’ y desencadenó en una revuelta popular en las calles de la sede de gobierno, con el resultado trágico de 36 fallecidos, entre policías, militares, vecinos y estudiantes, además de 200 heridos.

Rada lamentó que a 16 años de esos sucesos se pretenda aún tergiversar la verdad. Consideró que es importante que los jóvenes conozcan esa realidad que vivió el país, en la que también participaron jóvenes estudiantes del Colegio Nacional Ayacucho y conscriptos de las Fuerzas Armadas.

El Viceministro recordó esos "fatídicos" días de febrero y lamentó que el ahora candidato presidencial por Comunidad Ciudadana pretenda mostrarse como defensor de la democracia, cuando fue "actor principal" de esos hechos.

"Mesa redujo el conflicto simplemente a un tema económico, de cifras, porcentajes, cuando en realidad el lado humano de lo sucedido en ‘febrero negro’, esos 36 muertos, los más de 200 heridos, ése es el lado que más debe preocupar, ninguna medida económica justifica la muerte de semejante cantidad de personas", consideró.

Recordó que Mesa en un artículo publicado en 2013 reconoció que la medida tomada contra los trabajadores, los obreros y la clase media asalariada era impuesta por factores externos, fuerzas externas, pero principalmente por organismos internacionales manejada por el Gobierno norteamericano.

Rada aseveró también que Mesa, en los años 90, fue el periodista que con "más entusiasmo defendió el periodo neoliberal".