La caricatura de hoy: Javier Ortuño

Bolívar empieza a extrañar a su dirigente más leal y jovial.
Máximo Choque