'Tucho' Antelo: Antes se caminaba, ahora se corre

‘Tucho’ Antelo disfruta con su familia: su esposa, Reina, y sus hijos Natalia, Paula, Víctor Hugo y Victoria.
Cambio

La paz / Reynaldo Gutiérrez

Para el técnico Víctor Hugo Antelo, el fútbol boliviano no está en buen nivel porque los jugadores no son profesionales, no están en buen estado físico y eso perjudica considerablemente en el rendimiento. Desea que le vaya bien a Eduardo Villegas al frente de la Verde.

¿Cómo le irá a la Selección con Eduardo Villegas?
Ojalá que bien, ojalá que le den todo el apoyo y la confianza para que Eduardo haga un buen trabajo. Bolivia necesita cumplir un buen rendimiento en la Copa América de Brasil para motivar a la gente y al fútbol mismo, porque el país necesita que la Selección, después de mucho tiempo, haga una buena campaña.

¿Hay gente?
En ese aspecto se nos complica, porque tenemos muy pocos jugadores en el exterior, porque los que tienen roce internacional le dan una mística diferente al equipo, pero lamentablemente no son muchos, hay que armar una selección con los futbolistas del medio local y espero que se pueda.

¿Y los jóvenes que convocó César Farías?
Yo no vi a nadie que haya rendido, creo que Farías convocó a jugadores que eran suplentes en sus equipos, no vi que nadie haya sobresalido, por ahí estoy olvidándome de alguien.
Estar en la Selección es un premio para el jugador que está rindiendo como figura en sus equipos.
Había jóvenes que ni en su equipo jugaban, sorprendía que en la Selección hayan sido titulares, algo contradictorio. No voy a dar nombres para no causar molestia.

¿Qué se requiere para mejorar el nivel?
Lo primero, que estén en un buen nivel físico. Tratar que nuestros jugadores sean profesionales, que rindan cien por ciento en la cancha, porque uno muchas veces ve un partido y hay gente que camina y perjudica a su equipo
El problema de nuestro fútbol es que nos falta estado físico, en eso nos sacan mucha ventaja los rivales. 
Tenemos que tratar de formar profesionales de primer nivel, no que anden de parranda, de fiesta en fiesta, porque eso les limita físicamente.
Hay que hacer jugar a los que son profesionales y disciplinados cien por ciento, porque aquí hay gente que les perdonan faltas gravísimas.

¿Cuán primordial es ese tema en el fútbol?
Sin un buen estado físico no se puede jugar a nivel competitivo. Hace 30 años se jugaba caminando, ahora se debe correr, lamentablemente el que no se cuida no puede jugar y si juega lo hace de forma mediocre.
El fútbol es para gente que se cuida, descansa, entrena y come bien, ya no es como antes que cualquier tipo que hacía dos amagues jugaba.

¿Seguimos con esa deficiencia en nuestro torneo?
Sí. En el último equipo que dirigí separé a cinco jugadores por indisciplina. Es lamentable y triste que siga habiendo indisciplina en pleno siglo XXI, cuando el fútbol es una profesión que da mucho dinero al jugador; que no sepa cuidarse y aprovecharlo es lamentable.

¿Es un punto clave para mejorar el nivel?
Es el más importante, nuestro fútbol técnicamente es rico, pero físicamente nos sacan mucha ventaja, nuestros jugadores tienen que aprender a ser más profesionales.

¿Hay jugadores profesionales en el país?
Sí, pero dos manzanas podridas contaminan a todos los demás. Hay que tener cuidado en no convocar a este tipo de gente, porque es complicado.

¿Hay dirigentes que toleran la indisciplina?
He visto que hay dirigentes que la toleran. En el caso mío, separé a cinco, y ahora que ya no estoy volvieron, parece que lo que uno hace estuviera mal, es un ejemplo malísimo para el fútbol boliviano.
Se lo socapa mucho, por eso nuestro fútbol está como está.

¿Está bien lo que hizo Julio Baldivieso con dos jugadores de Always Ready por un tema de puntualidad?
Tiene que ser así, yo tengo a mis jugadores prohibido que lleguen tarde, a no ser que sea un caso gravísimo.
Hay que enseñar a los muchachos con el ejemplo, cuando uno es un espejo y buen profesional puede decirle en la cara y tener la conciencia de reclamarle al jugador. Es importante que uno haya sido un espejo en su carrera profesional, cuando vos no has sido así, sino un borrachín, le llamas la atención y el jugador te la refriega en la cara y te dice que fuiste peor.
Es importante que quienes somos entrenadores de fútbol hayamos tenido una vida intachable como profesionales para tener el valor y la moral de reclamarle al jugador y decirle que está mal lo que está haciendo en cancha.
Es una hipocresía llamarle la atención al jugador si fuiste indisciplinado antes. Por eso, los ejemplos son importantes para nuestra juventud, no cualquiera puede ser entrenador de fútbol, especialmente los que entrenan a jóvenes, que son el futuro del país.

¿Qué recuerda de su paso por la Selección?
Tengo lindos recuerdos cuando jugué con la camiseta verde, especialmente el Juventud de América en 1983, en Santa Cruz, Cochabamba y La Paz. En esa ocasión marqué cinco goles y llegamos a la final en La Paz. Esa vez tenía 18 años.

En Copa América...
Fui convocado para Argentina 87, en el grupo contra Paraguay y Colombia, pero no jugué ningún partido. Después jugué la Copa América 99 en Paraguay con 38 años y fui titular contra Paraguay y Japón. 
Es lindo ser convocado a la Selección porque uno se siente orgulloso cuando está entonando el himno de su país.

¿Cómo nos irá en Brasil?
Estamos en grupo difícil. Brasil es una potencia y es candidato al título; Perú se ha recuperado bastante y Venezuela ha mejorado mucho. Se puede, pero hay que trabajar ya.

¿Se puede mejorar la campaña que hizo Mauricio Soria en la Copa América 2015?
En el fútbol todo se puede, se tendrá que hacer un buen trabajo, con jugadores que están pasando el mejor momento, y convencerlos de que sí se puede.

¿Cómo está el fútbol boliviano en la actualidad?
Tiene muchos matices, hay partidos intensos, de primer nivel, pero también hay otros de un nivel muy pobre; entonces nuestro fútbol es irregular y eso pasa especialmente por el estado físico de los jugadores.

¿A qué se dedica ahora?
Estoy en mis asuntos personales, desde hace tiempo estoy dedicado a la inmobiliaria y ahora estamos en eso.
No dejo de mirar fútbol, porque en cualquier momento vamos a volver.

¿Tuvo ofertas para dirigir?
Me hablaron de Always Ready y San José, pero no llegamos a un acuerdo por el tema económico, pero no me desespero porque sé que llegará cualquier rato.

--

Perfil

Víctor Hugo Antelo Barba, exfutbolista y técnico cruceño de 54 años. Es el mayor goleador en la historia de la Primera División de Bolivia, con 350 dianas.