Sucre cuenta con su primer centro de acogida para mujeres

Mujeres sucrenses participaron en la inauguración del centro de acogida social.
Foto: R. Martínez

En el marco del cuidado de los derechos sociales y la protección de los sectores más vulnerables, el presidente Evo Morales inauguró ayer el primer centro de acogida y refugio temporal para las mujeres víctimas de violencia en la ciudad de Sucre, ciudad capital de Chuquisaca.
“Hoy venimos a entregar este edificio para hermanas a veces agredidas físicamente, psicológicamente y a veces tiene que abandonar a su familia y por eso hicimos en varios departamentos las llamadas centros de acogida”, manifestó el Jefe de Estado durante el acto.
La construcción de la infraestructura demandó una inversión de 5,2 millones de bolivianos, recursos que fueron financiados mediante el programa Bolivia Cambia, Evo Cumple.
La obra fue implementada en más de dos mil metros cuadrados. Cuenta con oficinas de denuncias, laboratorio de criminalística, archivos, auditorio y dormitorios con baño. También cocina, comedor, batería de baños, almacenes y posee celdas para detención con sus respectivos baños.
Desarrollo infantil
En la ocasión, Morales también hizo la entrega de 30 motocicletas, 18 salas de estimulación y equipamiento para la implementación del programa de desarrollo infantil temprano, denominado ‘Crecer bien, para vivir bien’, en ese departamento.
El apoyo del Gobierno incluye el equipamiento de las unidades de nutrición integral, tres movilidades Nissan, tres motocicletas, computadoras, fotocopiadoras y otros insumos para el Comité Técnico del Consejo Nacional de Alimentación y Nutrición.
Según el director técnico del Servicio de Salud de Chuquisaca, Martín Maturano, el valor de la ayuda gubernamental asciende a 12,1 millones de bolivianos.
Explicó que el programa de Desarrollo Infantil promueve una atención con calidad y calidez a todos los pacientes menores de edad.
A través del programa Bolivia Cambia, entre 2007 y 2015, benefició al departamento de Chuquisaca con 679 millones de bolivianos, invertidos en 451 obras de carácter social.