Defensa Civil entrega alimentos a familias afectadas en Santa Cruz

Efectivos de la entidad castrense ayudan en comunidades perjudicadas por las precipitaciones pluviales.
Foto: Armada Boliviana

 

LUIS FERNANDO CRUZ RÍOS - CAMBIO / EDICIÓN IMPRESA 

Defensa Civil inició la entrega de vituallas a familias damnificadas por el fenómeno El Niño en los municipios de La Guardia, Yapacaní, Lagunillas, Cabezas y Cuevo, del departamento de Santa Cruz, confirmó ayer el viceministro Carlos Bru.

“Hemos instruido el traslado de maquinaria para ayudar a Lagunillas porque hay caminos vecinales y calles destruidas (…) Y en el curso de hoy (ayer) y mañana (sábado) estamos llegando con la asistencia humanitaria para sobrellevar el momento difícil que tienen nuestros hermanos; también en el municipio de Cuevo”, precisó en conferencia de prensa.

Explicó que los daños ocasionados en cuatro alcaldías fueron a la producción de cultivos y ganado; en tanto que en Lagunillas hay 50 viviendas derrumbadas, además de vías camineras destruidas.

El Viceministro señaló que en coordinación con autoridades municipales y organizaciones sociales se inició el monitoreo para garantizar la seguridad de los habitantes, evitar la pérdida de vidas humanas y atender oportunamente en caso de una contingencia por las precipitaciones pluviales en esa región.

Manifestó que Defensa Civil regional Camiri atenderá las emergencias que se registren en poblaciones de los chacos chuquisaqueño, cruceño y tarijeño.

Por la constante lluvia, la cuenca Ichilo subió 62 centímetros sobre el nivel de la quebrada, hecho que causó el daño en cultivos de maíz, la muerte de animales de granja y ganado, además de la destrucción de vías camineras, calles y el derrumbe de casas.

En ese contexto, el Viceministro de Defensa Civil explicó que en la comunidad Ipati ya se instaló un campamento con 25 carpas para acoger a familias damnificadas hasta que se repongan sus viviendas.

Además de que ya está en el lugar maquinaria pesada para la rehabilitación de las carreteras destruidas, reponer los servicios básicos, el retiro de escombros y material de arrastre dejados por el desborde.

“Los daños fueron más en el cultivo y ganadería, excepto Lagunillas, donde hay 50 viviendas derrumbadas, además de vías camineras.

Estamos trabajando en coordinación con las alcaldías y la Dirección Departamental de Defensa Civil de Santa Cruz, que está encargada de monitorear y asistir de manera inmediata con apoyo de las organizaciones sociales”, sostuvo.

Lluvias dañan 5.000 hectáreas en el trópico

Cerca de 5.000 hectáreas de cultivos del trópico de Cochabamba quedaron afectadas por desbordes de ríos después de las persistentes lluvias registradas en las últimas semanas, informó ayer el director ejecutivo de la mancomunidad edilicia de la región, Víctor Cadima.

Explicó que las zonas más dañadas son Puerto Villarroel, Chimoré e Isla Todos Santos, de Villa Tunari; además de Villa Fernández y San Luis, de Shinahota.

Dijo que el mayor perjuicio es en el cultivo de banano, cuya producción llega a 20 cajas por hectárea y su exportación anual se calcula en seis millones de envases.

El representante de la Mancomunidad de Municipios del Trópico de Cochabamba recordó que los cinco gobiernos ediles se declararon en emergencia por las constantes precipitaciones pluviales en la región. (ABI)