Morales inaugura carretera Llallagua-Ravelo-Sucre

La carretera desde Llallagua (Potosí).
Foto: UCP

 

Cambio Digital

El presidente Evo Morales inicia carretera asfaltada Llallagua-Ravelo-Sucre, que une a las provincias Rafael Bustillos y Chayanta (Potosí) con la cuidad de Sucre (Chuquisaca). La vía tiene  233,07 kilómetros de longitud que tuvo un desembolso de 237,4 millones de dólares.

“La nueva carretera Jaime Mendoza no solamente es para integrar el norte de Potosí, sino también para integrar a Bolivia con los países vecinos”, dijo el Jefe de Estado en Llallagua, desde donde empezó la caravana.

El tramo que forma parte de la diagonal Jaime Mendoza vincula a Bolivia con Paraguay y Argentina, al oeste con Perú y Chile; también se constituye en la conexión de las ciudades Oruro y Sucre, integrando a su paso las poblaciones de Llallagua, Uncía, Pocoata, Macha, Chacapuco, Lluchu, Ocurí y Ravelo en el Norte de Potosí.

"Vamos a construir otro camino que una el océano Pacífico con el océano Atlántico; caminos de integración (...), vamos a seguir garantizando inversión", aseguró Morales.

Carretera es de doble carril de 233,07 kilómetros de extensión, que permitirá reducir el tiempo de recorrido de 8 horas a 5 horas. Tiene un ancho de plataforma de 9,30  metros, una calzada de 7,30 metros, bermas de 1 metro (cada lado) y una carpeta asfáltica de 6 centímetros de espesor.

También comprende la construcción del puente Fisculco de 300 metros de longitud, dos pilas de 14 metros por 14 metros, que están ubicadas al lado de Sucre y el otro en Ravelo, Potosí.

Este proyecto carretero brinda una transitabilidad segura y facilita el transporte oportuno de los cereales, tubérculos, hortalizas, legumbres y otros productos agrícolas, de las provincias a los mercados.

Carretera construida gracias a la gestión de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), con una inversión de 237,4 millones de dólares, financiados por Estado Plurinacional de Bolivia, con crédito de la CAF y contraparte de las gobernaciones de Potosí y Chuquisaca.