Candidato del FRI resalta que “no hay acusación”

 

F. D. C. - Cambio / Edición Impresa

El expresidente Carlos Mesa señaló que la investigación que realizará el Ministerio Público sobre sus movimientos financieros no significa nada porque “no hay una acusación específica”.

“Hacen presunciones que no lograron demostrar, desmiento categóricamente estar involucrado en corrupción”, dijo y subrayó que tuvo ingresos como empresario, conferencista internacional y otros.

Mesa, al concluir la sesión, pasadas las 19.00, declaró  que el trabajo de la comisión —integrada por cinco legisladores del Movimiento Al Socialismo (MAS) y uno de la oposición— fue guiado por los intereses del partido oficialista. El exmandatario señaló que el informe se estrella de manera sistemática en contra de su gobierno y prescinde del hecho de que los contratos realizados vía licitación, mediante decretos supremos, “no culminaron en una acción real porque no se ejecutaron”.

Lamentó que no se le haya permitido participar en la sesión legislativa pese a la nota dirigida al presidente de la Asamblea Legislativa, Álvaro García Linera, por lo que siguió toda la sesión desde uno de los palcos con su viceministro y abogado Carlos Alarcón.

La exautoridad señaló que en anteriores ocasiones ya explicó que sus viajes no tuvieron nada que ver con contactos con las empresas brasileñas.

Justificó el interinato de Carlos Alarcón como ministro de Obras Públicas, siendo viceministro de Justicia. Esto “no modifica las cosas y tiene que ver con requerimientos operativos”, alegó.