Salinas: Loayza envió a Fernández para provocar

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, César Salinas, da su respaldo al técnico César Farías.
APG

La Paz / Cambio
César Salinas acusó ayer al presidente de Bolívar, Guido Loayza, de enviar al señor Adolfo Fernández para provocar el incidente que finalizó con la agresión física cometida por el director técnico César Farías.
El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) lamentó el episodio en Viru Viru el mes pasado, pero señaló que fue incitado por gente que quiere que su gestión fracase.
“Primero habría que preguntarle a Guido Loayza por qué nos manda a Adolfo Fernández a provocar a un equipo de fútbol, que lo diga. Ustedes (dirigiéndose a la prensa) saben bien y quisiera que lo informen, no es solamente mostrar la imagen del contacto físico. El señor Fernández estuvo provocando desde el avión a la delegación de The Strongest, en el bus que iba del avión a la terminal aérea también, ahí se debería generar el contacto porque se llegó al extremo, pero Farías todavía conservó la calma y ya no se pudo aguantar donde se recogen la maletas”, contó.
Más adelante añadió: “Le pregunto a Guido Loayza por qué me manda a Adolfo Fernández, por qué este señor en el momento del contacto físico sigue en medio de los jugadores, cuando por una cuestión de delicadeza debió alejarse del grupo, por eso sostengo lo que dije: es un plan premeditado, Fernández sabía lo que hacía, venía por encargo no sé si de Guido Loayza u otra gente que quiere que nuestra gestión fracase. No vamos a dar gusto a eso porque estamos con mucha fuerza para seguir trabajando y cambiar nuestro fútbol”.
Dijo que convocó para el lunes a reunión del Comité Ejecutivo de la FBF en Cochabamba, donde se analizará la situación y después se comunicará a la prensa la resolución.

RATIFICA A FARÍAS
Respecto a la relación laboral con Farías, informó que hoy se reunirá con el entrenador para hablar del tema económico y la relación contractual. Indicó que el contrato, en el que habrá cláusulas rigurosas respecto al comportamiento para evitar más hechos vergonzosos en el futuro, se firmará antes de fin de año y que su relación formal con la FBF se iniciará el 2 de enero de 2019.
“El profesor Farías me ha pedido amistosos y que él también los puede generar por la relación de amistad que tiene con gente de fútbol de afuera. Estoy convencido de que mientras más partidos de preparación podamos hacer, la Selección va a llegar en mejores condiciones a la próxima Copa América de agosto 2019”, afirmó.
Consultado sobre por qué no se juegan amistosos en La Paz, explicó que hay selecciones que no quieren venir por el tema de la altitud, pero que en adelante tratará de pactar algunos encuentros para que se jueguen en el principal escenario de fútbol que tiene el país.
“Nuestra Selección en este momento está devaluada, he tratado de hacer amistosos en Sudamérica y Centroamérica, pero las selecciones de esos lugares ya tienen comprometidos partidos hasta el siguiente año, además no estamos bien ranqueados en Sudamérica, estamos en la cola, y ahora estamos trabajando para revalorizar al equipo”, enfatizó.

--

Guido pide seriedad a la Federación

Guido Loayza dijo que está a la espera de un pronunciamiento oficial de la FBF respecto a la contratación o no de César Farías como técnico de la Selección para luego hacer conocer su criterio.
Pero consideró que después de la agresión física en contra de un ciudadano no es recomendable su fichaje.
“Se dijeron muchas cosas, lo que vi fue una burda y cobarde agresión que no tiene justificación; se dijeron mentiras, calumnias, estamos esperando qué dice la Federación. Aún no se hizo de manera oficial el contrato de Farías con la Federación; cuando exista eso daremos una postura oficial”, dijo.
Pidió que las acciones negativas se midan con la misma vara. “La Federación debe decidir si continúa o no el técnico, pero es muy claro cuál es el mensaje y qué es lo que debía pasar. La Federación empezó con un DT y no permitió que él, que cometió una agresión privada, siga, pero otra cosa es estar con el uniforme de una institución —como ocurrió con Farías—  y así es otro el panorama. Se debería actuar con seriedad”