En Argentina denuncian a Macri por abuso de autoridad

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, junto con su gabinete.
netnoticias.mx

Argentina / Telesur
El presidente de Argentina, Mauricio Macri, su vicepresidenta Gabriela Michetti e integrantes del gabinete nacional por los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU) fueron denunciados por el abogado Eduardo Barcesat ante la “violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad”.
Según el jurista, el Ejecutivo ejerce un mecanismo “autoritario” al promulgar decretos de necesidad y urgencia que procuran “una política de hechos consumados para cuando se inicie el período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación”.
Barcesat agregó que “nada impedía o inhabilitaba al Poder Ejecutivo Nacional de convocar al Congreso de la Nación al período de sesiones extraordinarias para tratar un proyecto de ley”.
La querella se fundamenta en el DNU 228/2016, que estableció la emergencia de seguridad pública y el enunciado de las reglas de protección aeroespacial (derribo de aviones) “introduce subrepticiamente en nuestra legislación la pena de muerte, de tipo penal abierto y sin forma alguna de debido proceso judiciario”.
Además de Macri y Michetti fueron acusados Marcos Peña, jefe de gabinete; Julio Martínez, ministro de Defensa; Germán Garavano, ministro de Justicia; Rogelio Frigerio, ministro del Interior, y Patricia Bullrich, ministra de Seguridad, por “violación a los deberes de funcionario público y abuso de autoridad”.
Desde su llegada a la presidencia, Macri ha ejecutado una serie de medidas que no son nada similares a las promesas anunciadas en campaña electoral.
Tarifazo
El incremento de las tarifas de los principales servicios públicos, la luz eléctrica, que sufrió un aumento entre 200 y 300 por ciento a partir de febrero, ha generado diversas manifestaciones en su contra desde que inició el año 2016.
En el caso de las empresas, éstas tendrán que pagar hasta 500 por ciento de la tarifa habitual.
Despidos masivos
Hasta lo que va del año, ha encabezado la cifra récord de hasta 24 mil despidos en el sector público pese a sus promesas de incrementar los puestos de trabajo en su país, una vez llegara al poder.