La región acoge la primera planta petroquímica del país

El complejo industrial que funciona en Bulo Bulo.

Franz Acarapi

La Planta de Urea y Amoniaco de Bulo Bulo inició operaciones en septiembre de 2017 y desde esa fecha transformó al departamento de Cochabamba en el polo industrial y petroquímico del Estado boliviano.

La construcción del primer proyecto de industrialización del gas natural, a cargo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), demandó $us 952,9 millones de inversión financiados con recursos estatales y hasta el momento se constituye en la obra nacional de mayor inyección de recursos. 

“Para la edificación de la obra se utilizó tecnología moderna. Nos enorgullece porque en esta planta también se formarán científicos”, destacó el presidente Evo Morales en pasadas declaraciones.

La empresa surcoreana Samsung Engineering Co. LTD, con más de 43 años de experiencia en la industria petroquímica mundial, se encargó de poner en funcionamiento el importante proyecto con tecnología de última generación y a un precio competitivo, según YPFB.

El Jefe de Estado manifestó que el complejo petroquímico es el resultado del proceso de la nacionalización de los hidrocarburos —decisión asumida el 1 de  mayo de 2006—, ya que gracias a esta determinación el Estado pasó de ser importador de gas licuado de petróleo (GLP) a exportador con la Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco, en Tarija, y ahora con la de Bulo Bulo se convirtió en proveedor de agrofertilizantes.

Desde Bulo Bulo, en el municipio de Entre Ríos de la provincia Carrasco, en el trópico de la Llajta, la petrolera estatal abastece con el fertilizante de alta calidad y rendimiento al sector agroproductivo del país, y desde enero lo comercializa en el mercado de Brasil, que en la actualidad es el principal y mayor cliente.

En junio, el presidente de YPFB, Óscar Barriga, informó que Bolivia exporta urea a cinco países de Suramérica, tomando en cuenta que a Brasil se sumaron Uruguay, Paraguay, Argentina y Perú.

En el marco del Primer Foro Internacional del Gas, Petroquímica y Combustibles Verdes Bolivia 2018, que se realizó del 28 al 31 de agosto en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, YPFB y la brasileña PantAgro firmaron un contrato de compra y venta de 300 mil toneladas, al margen de las 335 mil que se consolidaron en noviembre de 2017 con la empresa Keytrade para su comercialización en los estados Mato Grosso, Mato Grosso do Sul y Santa Catarina, del país vecino.

DE BULO BULO A LOS PAÍSES DE LATINOAMÉRICA 

Como resultado de la visita del presidente Evo Morales a Rusia y el encuentro con su homólogo Vladímir Putin, en Moscú el 13 y 14 de junio, la estatal YPFB proyecta convertirse en accionista de las dos plantas de producción de urea que comprará la firma rusa Acron en Brasil.

En ese marco, ambas compañías apuntan a constituirse, a través de la conformación de una sociedad mixta y con la producción de la urea de la planta de Bulo Bulo y aquella que se genere con Acron en Brasil, en las principales distribuidoras del agrofertilizante en Latinoamérica y competir con productos que ingresan de Asia y Oriente Medio.

“Participaremos como socios de estas empresas (las dos plantas en Brasil) y conformaremos una compañía mixta entre Acron y YPFB para comercializar toda la urea producida en Bolivia y en las plantas de Brasil para toda Latinoamérica”, destacó el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez.

Apuntes

  • El presidente Evo Morales destacó que la Planta de Urea y Amoniaco es resultado de la nacionalización de los hidrocarburos.
  • El agrofertilizante producido en Bulo Bulo, Cochabamba, es comercializado en cinco países de Suramérica.
  • Con $us 952,9 millones de inversión, es el proyecto estatal más caro construido por el Estado a través de YPFB.