Bono Juancito Pinto entrega Bs 759,1 MM

Infografía: Javier Pereyra

Juan René Castellón Quisbert

Una de las principales políticas económicas del gobierno de Evo Morales es la redistribución de la riqueza. Con este fin, el Gobierno entrega en el país tres bonos sociales: el Juancito Pinto, el Juana Azurduy de Padilla y la Renta Dignidad.

Además, estos beneficios dinamizan el mercado interno, que es otro de los factores fundamentales en el crecimiento económico, uno de los más elevados de la región.

Con el primero, además, logró bajar los índices de abandono escolar de 5,3% a 1,2% entre 2006 y 2017. 

Cochabamba también forma parte de esos beneficios. Según datos del Ministerio de Educación, esta región subió el número de beneficiarios de 194.925 en 2006 a 409.001 en 2017. En 11 años, el Gobierno entregó el bono de 200 bolivianos anuales a 3.975.928 estudiantes de esa región. 

El primer año, el Tesoro General de la Nación (TGN) erogó 38.985.000 bolivianos a los colegiales cochabambinos, y en 2017 les dio 81.800.200 bolivianos. En total, en el período de implementación del beneficio el Gobierno invirtió 795.185.600 bolivianos en el valle central del país. 

Desde 2014, el Bono Juancito Pinto se paga de manera exclusiva con las utilidades generadas por las empresas estatales, según información del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

Este pago nació en 2006, inicialmente hasta quinto de primaria y posteriormente se fue extendiendo hasta sexto de secundaria, como es en la actualidad, y los beneficiarios subieron de 1.084.967 estudiantes en ese año a 2.191.526 en 2016. 

Otro de los beneficios que creó el gobierno de Evo Morales en materia educativa es la entrega gratuita de títulos de bachiller. Antes costaba 150 bolivianos y lo cobraban las universidades públicas. A partir de 2009 ese certificado no le cuesta a los estudiantes. 

En Cochabamba, el primer año 20.741 colegiales recibieron el título sin pagar un boliviano. En 2017, ese  documento gratuito llegó a 33.165 bachilleres. En total, en los ocho años, se beneficiaron 236.964. 

A partir de 2014, el Gobierno nacional incentiva a los egresados del colegio con otro bono, denominado a la Excelencia en el Bachillerato, que consta de un monto de 1.000 bolivianos. Con este pago, según el Ministerio de Educación, subió el rendimiento de los jóvenes.

En Cochabamba, el primer año recibieron los 1.000 bolivianos 1.319 estudiantes y el año pasado 1.503. En total, en los cuatro años de vigencia, 5.595 cochabambinos destacaron con promedios de sus notas de entre 90 y 100 puntos. El Gobierno distribuyó a éstos 5.595.000 bolivianos.

También desde 2014, los bachilleres no sólo tienen el título humanístico sino también reciben el de técnico humanístico, como parte de la implementación de la Ley Avelino Siñani.

En esta región central del país, entre 2014 y 2017, 7.355 estudiantes lograron  el título de técnicos medios al momento de dejar el colegio,  lo que les permite ejercer algún oficio. El primer año lograron esa certificación 1.791 colegiales y el año pasado 1.864.

Inversiones

  • Entre 2008 y 2015, el Gobierno realizó 711 intervencioes en unidades educativas: entre ampliaciones, construcciones y construcciones con equipamiento, con una inversión de más de mil millones de bolivianos.
  • Tres escuelas superiores de formación de maestros también se beneficiaron con el mejoramiento de su infraestructura con una inversión de 12 millones de bolivianos.
  • Entre 2006 y 2017, el Gobierno entregó 23.060 computadoras a 90 telecentros y a los maestros cochabambinos.