Arce: A las autoridades de Chile les incomoda que Evo continúe en la Presidencia

Héctor Arce, ministro de Justicia.
Archivo Cambio

Cambio Digital

El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Héctor Arce Zaconeta, afirmó hoy que a las autoridades chilenas les incomoda que el presidente Evo Morales continúe al frente del país porque fue él quien los llevó ante un tribunal internacional por incumplir sus compromisos.

“Hay una coincidencia entre los interés de algunos sectores minoritarios de la oposición boliviana y los intereses de las autoridades de Chile, a las autoridades chilenas les incomoda que el presidente Evo continúe en la Presidencia del Estado porque saben muy bien que de la mano de él se ha construido esta obra jurídica impecable que nos permite hoy a los bolivianos pedir explicaciones a Chile”, señaló Arce en declaraciones a la radio estatal Patria Nueva.

Sostuvo que las autoridades chilenas conocen que la estabilidad, el crecimiento y el desarrollo que tuvo el país en estos últimos 12 años “ha permitido que Bolivia llegue a los estrados internacionales y presente una demanda” en contra de esa nación en busca de un una negociación certera para resolver el enclaustramiento.

“Esta situación, obviamente, incomoda a Chile y para las autoridades de Chile sería lo mejor que pueda ocurrir que el presidente Evo no sea candidato y que no siga gobernando el país”, apuntó.

Las últimas semanas, el canciller de Chile, Roberto Ampuero, aludió a la nueva postulación del presidente Evo Morales para responder a los argumentos jurídicos que el país presentó sobre la demanda marítima y también por el Silala, ambos radicados en la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

“Bolivia ha anunciado el inicio de la estrategia pos (La) Haya. Junto con esto, el Presidente Evo Morales ha anunciado que va a participar en las primarias para ser candidato presidencial (…) Para nosotros como chilenos -que esto es claro- tenemos en la figura del Presidente Evo Morales a un candidato en plena campaña y su tema principal es la hostilidad hacia Chile”, aseguró el canciller el 3 de septiembre.

Días antes, el 31 de agosto, Ampuero, al referirse a la decisión de Bolivia de contrademandar a Chile por el uso de las aguas del Silala, que nacen en territorio boliviano, dijo: “no nos extraña (la actitud del presidente Morales) porque también ha cambiado el sentido de otras cosas. Por ejemplo, después de que su pueblo rechazara su deseo de volver a aspirar, a ser candidato para la reelección cambió aquello, aquella voluntad popular y se propone postular nuevamente a la presidencia”.

Arce lamentó que este tipo de comentarios sea similar al que algunos políticos nacionales empleen para también atacar al presidente Evo Morales.

Frente a esos cuestionamientos, el ministro destacó que fue el presidente Evo Morales quien “tuvo el coraje, la voluntad y el ánimo” de llevar el derecho marítimo a la Corte porque sin él “quizás nunca se habría construido esta obra jurídica de esta magnitud que hoy espera una resolución final a través de una sentencia que se conocerá el 1 de octubre”.

Bolivia acudió a la Corte en 2013 en procura de que ese tribunal juzgue y declare que Chile tiene la obligación de negociar, de buena fe y en un plazo razonable, un acuerdo que permita a los bolivianos recuperar su acceso soberano al océano Pacífico a partir de los compromisos que asumió por más de 100 años y al margen del Tratado de 1904.