Olé ‘juega’ con la confusión

Laberinto

Gustavo Cortez C.

Editor / Deportes

Olé ‘juega’ con la confusión

Argentina —al igual que Brasil y Uruguay— siempre le tuvo (y le tiene) miedo a la altitud de La Paz, porque en esta ciudad su selección ha sufrido a veces derrotas humillantes, como el 1-6 de abril de 2009 con Diego Maradona en el banco y Lionel Messi en la cancha.
Y de Brasil habrá que recordar que tiene el peor recuerdo de su historia en Eliminatorias, porque en julio de 1993 cayó 0-2 y vio romperse el invicto de 40 años que tenía.
La Paz se convirtió en el fantasma para muchas selecciones y clubes. Los 3.600 metros del estadio Hernando Siles asustan a todos, especialmente a quienes vienen del llano o la costa.
Pero asusta más cuando los equipos locales juegan bien, como la Selección del 93, que a propósito va a recordar este 19 de septiembre 25 años de la clasificación al Mundial de Estados Unidos 94.
Hace unos días, el diario Olé de Argentina informó que Bolivia podría jugar la próxima Eliminatoria (de Catar 2022) en el estadio Bicentenario de Villa Tunari, Cochabamba.
Es hábil el periodismo del vecino país para manejar las noticias. Seguro la publicación alegró a muchos argentinos.
Sin embargo, La Paz sigue siendo la sede natural de la Selección en ese torneo, eso lo ha refrendado la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y lo anuncia también César Farías.
Algo distinto es que la Selección juegue partidos amistosos en distintas regiones porque es una representación nacional.